Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Sabadell compra CatalunyaCaixa?

Tras tanta marcha y contra marcha, aún no sabemos qué pasará entre el Banco Sabadell y CatalunyaCaixa, que hace tiempo vienen intentando fusionarse, o al menos eso parece salir en los rumores, pero luego es desmentido.

En estos días salió nuevamente a la vista la idea de que Banco Sabadell podría comprar a CatalunyaCaixa, dado que ambas financieras han reemprendido las conversaciones para realizar una integración de sus negocios.

Pero ¿por qué no se ponen de acuerdo? Lo que sucede, en primer lugar es que, ninguna de las dos da lugar a la determinación de la valoración de la caja de ahorros, y además los contactos reemprendidos a instancias de la Generalitat catalana, la cual no avala fehacientemente la entrada del Gobierno del Estado en el capital de la caja a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Si el FROB interviene en esta caja, estaríamos frente a la nacionalización de la segunda caja de ahorros autonómica y de una pérdida de influencia financiera.

En este sentido, la administración planteó que la salida de Caixa Penedés y Laietana, integradas en bancos no catalanes, fue un determinante y suficiente para que de ahora en más se deba hacer un esfuerzo para conseguir un segunda grupo financiero por detrás de La Caixa.

En términos oficiales, Banco Sabadell y CatalunyaCaixa niegan la existencia de negociaciones formales. Pero, de acuerdo con fuentes internas, parece ser que se estaría llegando a un acuerdo sobre el precio de la operación, donde Sabadell compraría a CatalunyaCaixa.

Y no se van a poner de acuerdo por un rato largo… CatalunyaCaixa pretende hacer valer su tamaño calculado en unos 85.000 millones de euros en activos frente a los 95.000 millones del Sabadell, y así generar una mejor valoración si es que deba aportar su negocio financiero a la nueva entidad. Si esto no ocurre, su director general daría el visto bueno al FROB para crear un banco y recapitalizarse.

Es de destacar que, CatalunyaCaixa cuenta con un capital básico (core capital) del 6,7% y requerirá de mucho dinero para que se aproxime al 9 ó 10% que reclamará el Gobierno a las cajas de ahorros que no coticen. Se calcula que las ayudas que podría necesitar la caja se situarían entre los 1.500 y 2.000 millones de euros. A cambio de ese dinero, el Banco de España contaría con varios miembros dentro del consejo de administración cosa que no agrada, como ya mencionamos.

Ahí está la clave. Este importe para la recapitalización es el que Banco Sabadell toma como precio base para negociar la toma de control del nuevo banco de la caja. De esta manera, Sabadell estaría tomando el control estimado entre el 60 y el 90% del capital y negociaría el paquete que se quedaría la caja, siempre minoritario.

Pero esta no sería la primera vez que se desmienten estas jugadas, como ha pasado anteriormente, cuando las cajas necesitaban entre 43.000 y 80.000 millones de euros. El tema también se amplía, porque existen graves obstáculos como los jurídicos, porque para que una caja se fusione con un banco, debe convertirse previamente en banco ella misma. Y, asimismo, debe emitir acciones, que serían canjeadas por una mega-ampliación de capital del Sabadell.

Esperamos a tener mayor información para actualizar las novedades de la fusión entre Sabadell y CatalunyaCaixa.

Imagenes: Google

Publicidad