Trabajo a destajo

| 15 de febrero de 2010

produccion

El trabajo a destajo, realizado por empleados que se conocen como “destajistas” es una modalidad de contrato de trabajo la cual a veces se denomina contrato por obra o por labor.

Mediante este tipo de contrato, la relación del salario y la producción realizada es directamente proporcional. Asimismo, se busca una calidad superior del producto final, debido a que de ello dependerá el pago.

Normalmente, para evitar inconvenientes, se fijan penalizaciones por defectos en la calidad.

Por otra parte, el contrato de trabajo a destajo pacta una remuneración en base a la cantidad de unidades que el trabajador realice en una jornada determinada. De esta manera, se pacta pagar un determinado valor por cada unidad producida, lo cual hace pensar que mejora la productividad del trabajador, y además la empresa minoriza los costos laborales, pagando efectivamente lo producido y no los tiempos muertos.

Esta teoría pensaba que si al trabajador se lo incentivaba pagándole por cada unidad de producción y no por su tiempo, podría alimentar un círculo virtuoso en el cual, el empleado trabaje con mayor ánimo y produzca cada vez más, evitando pagar a aquellos que “sean vagos” o tengan mucho tiempo ocioso.

Cabe aclarar que, el valor que se paga por cada unidad producida debe recaer dentro del contexto económico actual, ya que debe contemplar el esfuerzo estándar requerido para su realización. No se busca pagar de menos, sino lo justo.

Dentro de la legislación española, el IV Convenio Colectivo General de la Construcción en España, en su artículo 29, define el trabajo a destajo de la siguiente forma:

  • El trabajo a tarea consiste en la realización, por jornada, de una determinada cantidad de obra o trabajo. Si el trabajador termina la tarea antes de concluir la jornada, la empresa podrá ofrecerle, y éste aceptar o no, entre continuar prestando sus servicios hasta la terminación de la jornada, o concluir la misma.
  • En los trabajos a destajo, y a efectos de su retribución, sólo se atiende a la cantidad y calidad del trabajo realizado, pagándose por unidades determinadas, independientemente del tiempo invertido en su realización (…).
  • (…) podrán establecerse primas a la productividad o incentivos, de tal forma que a los mayores rendimientos correspondan unos ingresos mayores respecto a los normales (…).

Es necesario mencionar que, el trabajo a destajo puede llevar a caer en lo que se conoce como stress y otras enfermedades psicológicas debido a la eterna lucha de que siempre se va a querer ganar más y se va a sobreexigir el trabajador mismo a realizar tareas sin cesar.

Tags: , , , , , , , ,

Categoría: Economía, Editorial, Empresas, Informacion

Comentarioss (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. geraldine dice:

    estuvo muy bueno grax por todo me sirvio bastante


Logo FinancialRed