Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rescate banco Dexia

Uno de los dolores de cabeza de la banca para Bélgica y Francia ha sido Dexia y desde hace un tiempo que cada tanto sale alguna noticia y ninguna buena, esta vez Bélgica y Francia podrían inyectarle a Dexia unos 7.000 millones de euros más sí más que sería el máximo y el mínimo sería de 5.000 millones de euros. Si se inyecta y cuanto se sabrá un par de días antes del 7 de Noviembre, ya que ese día el grupo financiero Dexia ofrecerá sus resultados del ejercicio actual.

Por lo que antes de esa fecha ambos Gobiernos, los de Francia y Bélgica deberán concretar si realizan otra recapitalización a este Grupo financiero franco-belga Dexia de entre 5.000 y 7.000 millones de euros. Recientemente se dio a conocer que Dexia precisa otra inyección de liquidez, una vez que el Consejo de ministros belga puso el tema en la agenda que debe tratar el presupuesto de 2013.

Precisa otra vez Dexia que se acuda en su rescate, que si no está en caída libre todavía se asoma al precipicio como en 2011 fue la segunda vez en pocos años y podía tener una mínima esperanza, entre los rumores se planteaba la desaparición en forma de liquidación de la entidad franco-belga, que por estos días decide su presente y futuro que como se presume puede significar otro rescate.

Si se optaba por liquidar a Dexia se acabaría con el que fue de la entidad. Dexia, que fue uno de los primeros bancos al que se le concedieron ayudas publicas durante el inicio de la crisis en 2008. Pero en 2012 Dexia vuelve al ruedo al elevar su solicitud  de ayudas en 10.000 millones, hasta 55.000 millones. Con esto Dexia vuelve a tener que elevar sus necesidades de capital.

Dexia es una entidad francobelga, que fue rescatada dos veces la primera cuando la crisis de 2008 y la segunda en 2011, 55.000 millones son los fondos que hoy precisa por sus  necesidades de financiación.

Esta cifra llega a duplicar el total de ayudas públicas que precisa por ejemplo Bankia. La pasada semana, vale recordar que  Bruselas había prorrogado como plazo hasta el 30 de Septiembre lo que es el sistema de avales públicos que debieron acordar Francia, Bélgica y Luxemburgo por 45.000 millones para Dexia y Dexia Crédit Local su entidad subsidiada.

El anterior plazo era entre el 21 de Diciembre y el 31 de Mayo y a cambio los tres Gobiernos debían presentar un plan de reestructuración para garantizar el desmantelamiento pero de manera ordenada. Dexia en el primer trimestre tubo pérdidas por 431 millones y en 2011, sus números fueron rojos en 11.600 millones.

Irónicamente Dexia fue de las de las entidades financieras de los que logró sacar mejor nota en el último test de estrés que puso en marcha la Unión Europea, en el que su solvencia se había ubicado en el 10,38%. Por no preverlo en dichos test no figuraba la posibilidad de un default en Europa entre demás escenarios. Actualmente Dexia posee una muy alta exposición a la deuda griega e italiana nada menos. Ya que en su cartera de deuda soberana llegaba a los 21.000 millones de euros.

La dificultad de Dexia, pasa por no poder financiar sus operaciones en el corto plazo, si finalmente sede a sus problemas terminaría con el que es uno de los más grandes prestamistas de los municipios en Francia lo que es un serio problema en cuanto a los servicios que presta.

Ante esto Bélgica y Francia tendrían decidido llevar adelante otro rescate, siendo es el segundo cuando le tocó aportarle en forma de rescate tras haberle prestado ayuda al quebrar Lehman Brothers.

Fórmulas Manejadas para Dexia en su momento:
Una vía de solución se abriría es la fusión con un banco francés; así como desprenderse de su participación en el banco turco Denizbank, que le permitiría ganar ya que este uno de los mejores activos que posee. A todo esto pende sobre su cabeza que Moody’s podía bajarle la nota de las tres principales entidades operativas de Dexia -Dexia Banca Bélgica, Dexia Crédito Local y Dexia Banca Internacional en Luxemburgo-.

El consejo de administración de Banco Dexia se debió reunir de urgencia en el que revisan las diferentes salidas a las que puede recurrir aunque tratarán de evitar su liquidación que será la solución final. En especial cuando cae su cotización el 10,16%.

En 2011 se daba a conocer que Dexia recibía el segundo recate en los últimos 3 años todo un récord además de reflejar la situación del banco. Esto le aportaba la liquidez necesaria y lograría volver a subir en Bolsa algo que muchos ponen en duda. Los analistas señalaban a Dexia como el primero de los bancos en verse afectado por la crisis de la deuda de Grecia y un reflejo para las demás entidades.

Artículos Relacionados con el Sector de los Bancos:

Un banco malo público ¿soluciona algo?

Recapitalización bancos Europeos

Nuevas fusiones bancarias

Grecia al borde de la quiebra

ElG7 sale al rescate de la banca europea

Nuevo banco Alpha Eurobank

Publicidad