Publicidad

Estabilidad presupuestaria ¿De que se trata?

Con los momentos que vivimos hay temas y términos que se mencionan permanentemente y entre ellas es el riesgo país, la deuda, el déficit y la estabilidad presupuestaria y a este término es que nos referiremos, y es algo a que nos acostumbramos a escuchar pero poco sabemos de que trata la estabilidad presupuestaría, que el Pleno del Congreso en aprobó en 2011 en la reforma de la Constitución.

 

Así como se ha aprobado la regla de gasto en su momento, la regla de oro presupuestaria europea, que de poco sirvió hasta ahora si miramos el actual escenario, y que se necesitaba la aprobación de la estabilidad presupuestaria, lo que pocos tenemos en claro por más que lo leyéramos, viéramos o escucháramos es de que va y los efectos de su aplicación entre los españoles.

Estabilidad Presupuestaria:

El tema de la estabilidad presupuestaria, a partir de ser aprobado quedó fijada en las Administraciones Públicas la exigencia de contar con un equilibrio entre sus finanzas durante un período previamente establecido. En el caso de darse un superávit es decir que se llegara a registrar mayores ingresos por sobre los gastos “una utopía”, lo que no se permite es que se registre déficit, la situación al revés.

Estabilidad presupuestaria y Déficit:

En algún punto estos conceptos de déficit cero y estabilidad presupuestaria se unen, ya que si se nota la exigencia de tener el déficit inferior en el 0,5% del PIB si se quiere puede tomarse a lo que se define como estabilidad presupuestaria, al ser cercano de lo que definido como equilibrio. También pueden se complementar ambos conceptos si por ejemplo la estabilidad presupuestaria con determinada cantidad de años, puede permitirse el déficits para luego equilibrarlo con superávit en ese caso sí podría darse.

Los Efectos de Estabilidad Presupuestaria:

Una de las ventajas de la estabilidad presupuestaria es la extensión de los denominados ciclos de bonanza económica como suelen llamarlos los economistas, influyendo positivamente en el PIB, en la creación de empleo, además de las inversiones.

Ley General de Estabilidad Presupuestaria:

En cuanto a la Ley General de Estabilidad Presupuestaria de 2006, influyó en la reforma de la de 2001. Dicha Ley venía a incluir la norma especial para el Estado y por otro lado una norma dirigida a las administraciones territoriales, fijando un límite de crecimiento sobre el gasto que se aprueba por año.

Además de crear un fondo de contingencia con la finalidad de que sirva para situaciones de emergencia. Otra medida incorporada era la de tener que realizar un desembolso con el que poder reducir el déficit los ingresos que superaran los ingresos previstos.

Pero durante 2006 se la modificó lo que se entendía por ese entonces por equilibrio presupuestario durante el ciclo, dejando la posibilidad de déficits en ciertos momentos pero que fueran compensados durante el mismo dicho ciclo.

El déficit era del 1 % para administraciones públicas siempre que la economía no registrara un crecimiento determinado. Esas eran las condiciones establecidas ahora es muy diferente y con algunas autonomías saliendo a pedir su rescate.

Reforma por Ley General de Estabilidad Presupuestaria:

Respecto a este punto algunos estiman se necesita que se aplique un límite sobre el déficit público y a través de la Ley y que más allá del gobierno que esté en La Moncloa no pueda modificarla.

En Contra de Reformas en la Constitución:

Son varios los que se opusieron como sindicatos y organizaciones políticas y sociales en contra del límite en el déficit y de la reforma a la Constitución.Las que mayormente se oponen son CCOO y UGT, al señalar que si se da la reforma puede perjudicar a alguna de las positivas políticas fiscales. Se muestran contrarios por varios puntos a toda modificación de la Carta Magna.

Artículo 135 de la Constitución:

El nuevo artículo comenzará a regir en el 2020, una de sus exigencias que se da sobre el Estado y todas las autonomías es la de evitar el déficit estructural mediante una Ley orgánica que está ligada con el PIB fijado en el 0,4 % para las administraciones públicas.

Otro de los puntos es sobre las dos administraciones que tienen que contar con la correspondientes autorizaciones estipuladas por Ley y que le permita la emisión de determinada cantidad de deuda pública y hasta poder tomar un crédito.

Además de fijar los límites de déficit estructural y volumen de deuda pública pueden sobrepasar si se diera algún tipo de situación de catástrofe natural, o de sufrir una recesión económica u otra emergencia.

Límite al Déficit Público en Europa:

Entre los estados que cuentan con esto son Alemania y Polonia en la UE  contando con un límite en sus Constituciones. En estos momentos son varios los miembros que podrían incluirla en sus Constituciones.

Fuente: EFE

Publicidad