Publicidad

Viajar con euro debil

Cuando una moneda es débil ante otra, no es conveniente viajar a aquellos países donde la última sea de circulación habitual y corriente. Es por eso, que con el euro en baja, ir a EE.UU. no es rentable para el turista europeo, y sale mucho más caro viajar a Iberoamérica o Reino Unido.

Dado esto que mencionamos, antes de viajar, es menester analizar el o los destinos, y la moneda que allí se maneja. También es bueno analizar el nivel de vida que se lleva, ya que aunque el euro sea más fuerte que otras monedas, capaz necesitamos, en términos comparativos, muchos más euros que donde vivimos para comprar lo mismo.

Zona Euro

Algunos países poseen atractivo turístico, en función de sus monedas. Más que nada, destinos del Este de Europa, ya que sus monedas son castigadas por la mala situación de la zona euro.

Dentro de Europa, un ejemplo son las costas de Croacia, con atractivos precios en alojamiento y servicios, y una moneda que ha perdido valor en un 1,5%. Aunque no es mucha la caída, es suficiente como para que el euro no haya perdido terreno.

Mediterráneo

Marruecos mantiene su atractivo turístico y económico. Bajo la aplicación del Plan Azur, se incrementan las plazas hoteleras y servicios turísticos. Su moneda, el dirham perdió un 2% en el último año. Esto, sumado a precios bajos que hacen de Marruecos un destino preferente.

Estados Unidos

Como dijimos al principio, es un viaje sin atractivo. Por cada euro que cambiásemos hace un año, nos daban 1,41 dólares; actualmente es sólo 1,23 dólares.

Reino Unido

Otro de los países que decayó en atractivo para los españoles. La libra se ha revalorizado más del 17%. Y ya es un refugio para muchos inversores.

Iberoamérica

Pensando en que tenemos un viaje largo, y no tan económico, ya se complica elegir este destino. Economías emergentes, como Brasil, no han sufrido tanto la crisis y sus monedas se han revalorizado. No obstante, veremos a muchos ofreciendo viajes a estos destinos, como a Río de Janeiro, Buenos Aires o Caribe; donde sabemos que los precios son más baratos, pero no es un buen momento para visitarlos.

Publicidad