Publicidad
Publicidad
Publicidad

Italia da protección a prejubilados sin trabajo ni pensión

El Gobierno itialiano de Mario Monti además de los recortes, ajustes y demás medidas antipopulares se acuerda que hay un colectivo de trabajadores perjudicados que estén en medio de la jubilación y el paro, como son llamados en Italia “esodati”, se trata de un colectivo de 120.000 trabajadores prejubilados que no tienen empleo ni pensiones, es a los que el Gobierno italiano está dispuesto a darles protección.

Con esto el Gobierno de Italia sale a salvar a unos 120.000 trabajadores desprotegidos totalmente. Según la ministra de Trabajo, Elsa Fornero, el Ejecutivo italiano tiene seriamente en estudio aplicar una protección económica a estos trabajadores que llegaron en su momento a pactar sus jubilaciones a los 65 años, pero que con la novedad de la nueva edad de jubilación a los 67 años, hace que por 2 años no cobren una pensión ni tampoco emplearse con lo que esto les perjudica sobremanera y más en un contexto de crisis y desempleo por lo que no tienen ingresos por ningún lado.

Al conjunto de trabajadores, que están bajo esta circunstancia se los denomina “esodati” debido a que el Ejecutivo aplicó la reforma que modifica el sistema de pensiones y extiende la edad de jubilación, y al parecer no serán los únicos ya que podrían quedar incluidos 10.000 más.

No hay mejor definición que la que señalan que es como morirse y quedar en en el limbo es decir ni al cielo ni al infierno, y estos trabajadores quedaron atrapados por la reforma del sistema de pensiones, ya que al pactar su jubilación con las nuevas medidas por 2 años no pueden emplearse y tampoco cobran la pensión lo que hace que sea una situación especial.

Una polémica son las cifras, ya que para el Gobierno eran 65.000 trabajadores, la diferencia se da en que un documento de la Seguridad Social que se hizo público por el mes de Junio señala que alcanzarían a ser 390.000 “esodati”.

También dentro del plan de ajuste del pasado mes de Diciembre queda incluido el aumento del periodo de cotización que da acceso a las pensiones de antigüedad, esto es lo que le cierra el paso a estos trabajadores prejubilados ya que como mencionamos acordaron su jubilación a los 65 años cuando todavía no estaba en marcha la nueva extensión de la edad a los 67 años y otras medidas. Lo insólito es que como señala la misma ministra que “el Gobierno no estaba al enterado de los acuerdos colectivos e individuales”, tal vez el Gobierno no pero el ministerio que se ocupa de ello si debería.

Por lo que el Gobierno se vió sorprendido de este tipo de pactos, lo que hace que busque darles una protección económica a este colecitvo y a los que se lleguen a sumar, aunque no se saben las cifras ni el como. Otra curiosidad es que parte de estos trabajadores no les ha llegado o no saben que están protegidos de cierta forma, el proceso que está llevando a cabo el Gobierno es el de ir individualizando, por nombre y apellido a los mismos.

Imagen: http://www.fisacpiemonte.net

Publicidad