Publicidad

Invertir en China

bandera-china-300x1511

China ha tenido verdaderamente un crecimiento económico impresionante en los últimos decenios. De hecho, es difícil exagerar lo mucho y de la rapidez con la que la economía china ha crecido. El país oriental corre el riesgo de “sobrecalentamiento” en 2010, dadas las tasas de crecimiento previstas de hasta 16%. 

Además, no es que China sólo crece en relación con sus países vecinos, sino que ahora cuenta con el segundo PIB más alto del mundo, en cuanto al poder de compra.

A continuación, vamos a detallar las oportunidades, los incentivos y el pronóstico del país chino y veremos qué conviene realizar a la hora de las inversiones en oriente.

  • Oportunidades

Gran parte de la expansión económica de China ha sido el resultado de las exportaciones a bajo costo, que son consumidas en el resto del mundo. Y una parte importante de esta actividad ha supuesto el comercio con los Estados Unidos. Las importaciones de EE.UU. de productos chinos han aumentado cada año durante la última década. Mientras que las importaciones chinas de bienes de EE.UU. también han aumentado año a año durante el mismo tiempo, pero el aumento es mucho menos marcado. Asimismo, las exportaciones chinas a todo el mundo aumentaron de 194,9 mil millones dólares en 1999 a más de $ 1,4 billones de 2008. Los productos más frecuentemente exportados por China en 2008 fueron:

  1. Maquinaria y equipo ($ 342 millones de dólares)
  2. Equipos de generación de energía ($ 268,6 millones de dólares)
  3. Prendas de vestir ($ 113 millones de dólares)
  4. Hierro y acero ($ 101,8 millones de dólares)

Estos números indican las oportunidades en cada una de estas industrias, que gozan de una enorme y creciente demanda del resto del mundo. Adicionalmente, otra área de crecimiento parece ser la de los metales preciosos, que son necesarios para apoyar el continuo crecimiento de China

  • Incentivos

Mientras que China ha sido vista como fuente de mano de obra barata, las empresas extranjeras ven a China cada vez más como un mercado viable en su propio derecho.

La industria automotriz es un ejemplo reciente de los incentivos gubernamentales. El gobierno chino amplió las subvenciones para los vehículos de combustible alternativo, las compras en las zonas rurales y para los consumidores comerciales en los automóviles antiguos. Encima de eso, el gobierno, reduce a la mitad el impuesto sobre las ventas de los vehículos con motores de 1,6 litros o menos. Asimismo, en octubre de 2009, China ha puesto en marcha un conjunto de incentivos destinados a aumentar la producción de energía solar. En concreto, el gobierno está ofreciendo subvencionar los gastos de instalación de sistemas de energía solar en los edificios.

Más en general, las empresas chinas se benefician de pagar un tipo único del impuesto de sociedades de sólo el 15%. En comparación, los EE.UU. evalúa los impuestos sobre la renta de sociedades de entre 15% -35%.

  • Futuro

Además de su crecimiento frenético, los fundamentos económicos de China parecen fuertes. El desempleo en China es del 4%, y esto, unido a una tasa de inflación relativamente baja de sólo el 5%, inspira confianza razonable en la economía. Además, a pesar del crecimiento rápido y constante de China, la tasa de ahorro es la tercera más alta a nivel mundial, con el 53% del PIB.

Por otro lado, las ventas minoristas crecieron más del 16% el año pasado, la mayor subida desde 1986.

Por todo ello, y mucho más futuro, China es uno de los más grandes escenarios para las inversiones actuales. Como todo país emergente.

Fuente: Mint

Publicidad
Comments are closed.