Publicidad
Publicidad
Publicidad

España “modelo 2010-2011”

parados23

Debemos comprender que la crisis económica es preocupante, sino que para el próximo año, el panorama asoma tan negro como este. Mientras que el resto de los países que componen la UE empiezan a mostrar signos de recuperación en algunos sectores, España es la excepción a la regla.

Esta situación tiene un condimento que la diferencia del resto, y es la elevada tasa de paro que afronta el país, que asusta a propios y extraños. La cantidad de desempleados parece más cercano a un país emergente que a uno de los integrantes del bloque europeo.

Pero la realidad no hay que negarla, ni tenemos que dejar que el árbol nos tape el bosque. Debemos comprender la crisis que nos golpea, y no negarla. Si bien algunos intentan divisar una luz al final del camino (los optimistas de siempre), las instituciones más serias ven lo contrario.

Las últimas proyecciones del Banco de España sostienen que “Cabe esperar el retorno a tasas positivas de generación de empleo en los trimestres finales del próximo año”. Según publica El País, estas consideraciones se ajustan a las previsiones oficiales en 2010, pero lo empeoran de forma significativa en 2011.

Si bien la diferencia entre las estimaciones sobre la evolución del PIB solo distan del 0,1% entre los números del Gobierno (retroceso del 0,3%) y del Banco de España (lo sitúa en el 0,4%) la diferencia se sitúa en los datos para 2011 ya que no coincide el 1,8% y el 0,8% de recuperación que exponen ambas partes.

Con estas cifras, el supervisor se alinea con organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o la Comisión Europea, que creen que la recuperación será más débil.

Lo cierto es que la clave para la recuperación pasa por la disminución en el desempleo, y aquí las predicciones distan unas de otras. Por un lado, el Gobierno sostiene que la tasa de paro tocará el techo en 2010 superando el 19%, y después bajará a lo largo de 2011.

Las estimaciones del Banco de España se contraponen rotundamente con datos que asustan. Para esta institución la destrucción del empleo se mantendrá al menos tres años (del tercer trimestre de 2008 al tercer trimestre de 2011) con un aumento del desempleo que situará la tasa de paro en el 20% el próximo año.

Déficit fiscal sin precedentes, desempleo en ascenso, subida de impuestos, contracción en el consumo, difícil acceso a la financiación, son sinónimos de una España modelo 2010-2011, y eso es irrefutable para cualquiera de las partes.

Publicidad