Publicidad
Publicidad
Publicidad

El sueño de la vivienda propia…, una pesadilla

El dato no es menor, y debe tomarse noción real de lo que significa. Según un estudio difundido por el portal inmobiliario Facilísimo.com., una pareja española tendrá que dedicarle 75 años de su vida para pagar una casa tipo.

Es decir que si hoy no tenemos ahorros ni inmueble propio para avalar este tipo de operación que puedan servir para adelantar una porción del total, estaremos condenados a vivir exclusivamente al pago de la cuota.

Si tomamos el caso de que no puede superar el 30% de los ingresos netos al pago de la vivienda, un piso de segunda mano valorada en 110.00 euros, con 70 metros cuadrados y dos dormitorios equivalen a tres cuarto de siglo, o también podemos decir que necesitamos más de un año para hacer frente al pago de cada metro de inmueble.

En el caso de que los compradores no dispusieran de ningún tipo de ‘colchón’ económico y que no tuvieran una pareja con quien acrecentar el monto total, no podrá adquirir de ninguna manera un piso, con el 30% de su salario neto no alcanzarán siquiera a pagar los intereses.

Si bien los datos varían por comunidad autónoma donde existen enormes diferencias, lo interesante de este análisis es ver la actualidad del sistema financiero e inmobiliario español.

Mientras algunos sostienen que en España reinará la estabilidad, mientras el resto del mundo se tambalea, hoy la situación es mucho más complicada de lo que parece.

Estos datos reflejan que para la media de las parejas, es casi inaccesible, si no se cuenta con un dinero, conseguir la vivienda propia, es decir que la actualidad y el futuro es sumamente incierto.

Uno de las principales explosiones económicas de los últimos años, se cae por los pisos, y la historia recientemente construida que destacaba a España del resto, esta en jaque.

Los precios aumentan, el paro es inestable, la desaceleración económica se hace más notoria y la actualidad de las familias es incierta, con salarios que cada vez rinden menos, y con expectativas a futuro oscuras.

Hoy, la banca ha retraído el crédito y las condiciones se han extremado. Mientras tanto millones de españoles siguen haciendo cuentas para ver si de una buena vez podrán cumplir el sueño de dejar de pagar el alquiler y por fin disfrutar de su propia vivienda.

Por estos días, un sueño, mas que una realidad.

Publicidad