Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿El PIB de Europa tiene solución?

El crecimiento económico de Europa fue, una vez más, prácticamente inexistente en el tercer trimestre. Junto a ello, aumenta el riesgo de que el continente pronto pueda caer en una nueva recesión.

En este sentido, el producto interno bruto, la medida más amplia de la actividad económica, creció sólo un 0,2% comparando con el trimestre pasado, lo cual es grave dado el débil desempeño en el segundo trimestre. Las lecturas se aplican tanto a las 17 naciones de la eurozona, como también a los 27 países que conforman la Unión Europea.

Los economistas están cada vez más preocupados acerca de la situación económica de Europa que comenzará a reducirse en la continua incertidumbre sobre la deuda soberana, sumado a las medidas de austeridad por parte de las economías más problemáticas, junto a las preocupaciones de las empresas y los consumidores acerca del futuro del euro.

Tal como indica IHS Global Insights “es evidente que la actividad económica en la zona del euro se ha debilitado sustancialmente desde los primeros meses de 2011 frente a los principales países en crecimiento de otras nacionales a nivel mundial“.

El PIB de la eurozona estaba deprimido a pesar de las lecturas fuertes del martes, cuando vimos el crecimiento en Alemania y Francia, las dos mayores economías de la región. El PIB alemán creció un relativamente fuerte 0,5% en comparación con el segundo trimestre, impulsado por el aumento de gasto de los hogares.

Por su parte, la economía de Francia recuperó un 0,4% de crecimiento en comparación con el segundo trimestre, momento en el cual la economía se redujo un 0,1%.

En el conjunto de la UE, el crecimiento de la economía también fue de un 0,2%, en línea con el dato de los tres meses anteriores, mientras que en la comparación interanual el PIB creció un 1,4%, frente al 1,7% del segundo trimestre. Tal fue así que lo podemos ver en la imagen a continuación:

Sin embargo, si vemos a la lectura que hacen los economistas de Barclays Capital, estiman que en general significa que el PIB de Grecia cayó un 0,4% en el trimestre más reciente, y que la economía de Portugal se contrajo a una tasa de 0,4%. Las tasas de crecimiento no se especifican para todos los países de la eurozona, pero el PIB de Italia se estima que Barclays ha disminuido un 0,2%.

Según esta entidad, a principios del cuarto trimestre en base al empleo y la producción industrial, ahora parece seguro que el PIB global se reducirá en el fin de año, especialmente por la incertidumbre sobre la crisis de deuda soberana prolongada.

Asimismo, se estima que en diciembre podríamos ver cierta estabilización, aunque no podemos olvidar los niveles extremadamente bajos actuales.

¿Cuál será el PIB de la Eurozona para 2012?

Volviendo al tema que nos compete en este articulo, y dejando de lado la indignación y la desazón, el Ministerio de Economía de España ha difundido una serie de estudios que no traen buenas noticias para el año 2012. Si bien se trata de un informe bastante optimista, no contempla algunas variables complicadas como, por ejemplo, la situación de Grecia y la evidente falta de solvencia de varios de los grandes bancos europeos. Pero vamos a analizar lo que tenemos.

¿Arrastrará Europa a la recesión a Estados Unidos?

No es sólo economistas del sector privado están preocupados por una recesión europea. A principios de este mes, en la rueda de prensa tras su primera reunión como presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi dijo: “Lo que estamos observando ahora es un crecimiento lento en dirección a una leve recesión a finales de año“.

En comparación con la expansión de la zona euro, la economía de EEUU registró un crecimiento del 0,6% en el tercer trimestre, mientras que Japón la expansión fue del 1,5%.

Mientras se mantienen los temores acerca de que la economía de Estados Unidos caiga en recesión, aunque hayan comenzado a disminuir en los últimos meses, una nueva recesión europea supone un riesgo para el crecimiento continuo del país más poderoso del mundo. No olvidemos que la Unión Europea es el segundo mayor mercado para las exportaciones de mercancías del país americano, sólo por detrás de Canadá.

Publicidad