Publicidad
Publicidad
Publicidad

CatalunyaCaixa

Por estos últimos meses una de las principales noticias en el sector de las entidades financieras son las fusiones de cajas y bancos españoles. Una de las que ha nacido fruto de las fusiones entre Caixa Catalunya con las de Manresa y Tarragona es “CatalunyaCaixa” que ampliará por otros 1.000 millones de euros respecto al recurso a ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que le permitirá proseguir con su para reestructuración.

CatalunyaCaixa mantiene un preacuerdo con el Banco de España que le posibilitará dicha ampliación en el primer trimestre del 2011. Recibiendo en una sola partida la totalidad del préstamo de FROB.

Anteriormente CatalunyaCaixa había solicitado 1.250 millones de euros y el pasado mes de julio de 2010 la misma caja había aprobado la emisión de participaciones preferentes siendo convertibles en cuotas participativas por 1.250 millones de euros.

Una de las principales ventajas de esta nueva aportación se da que debido a la característica de la aprobación, siendo que es una ampliación de ayudas previamente otorgadas significará una menor cantidad de trámites.

Una de las dificultades que deberán de afrontar durante la segunda ronda es la exigencia que partiría del Banco de España sobre una serie de ajustes respecto al cierre de oficinas de aquellas entidades que recurran a la segunda ronda de ayudas de FROB.

Queda despejada la incertidumbre respecto a que tras la ampliación del FROB, se llegaría a dar en todo el territorio español de otras fusiones la que generaría combinaciones de cajas con bancos, y que se enmarcaría bajo un nuevo marco legal en forma de -actividad indirecta- es decir que la caja traspasa a una ficha bancaria sus respectivos activos, además de su plantilla de empelados y la red de oficinas que posea.

Aunque como señalan los expertos, tanto CatalunyaCaixa, y las demás entidades que soliciten en la nueva ronda de ayudas del FROB para reestructuración general del sistema financiero, tendrán que abonar un tipo de interés que será debido a la modificación del mercado. Por lo que durante la segunda ronda del FROB las entidades que acudan tendrán que desembolsar un tipo de interés del 10%, diferenciándose del anterior 7,5% que debieron desembolsar en la primera fase de ayudas.

Ante este aumento del tipo de interés a pagar, la caja catalana Unnim, duda en solicitar 150 millones de euros. Si bien habrá que esperar el pasar de los meses la situación global tras la reestrucutración del sistema.

La nueva entidad ya dispone de oferta propia de Depósitos CatalunyaCaixa, así como otras interesantes propuesta como las Hipotesas CatunyaCaixa y las Cuentas CatalunyaCaixa.

Publicidad
Comments are closed.