Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Por qué cometemos errores de inversión?

 

mundoes__2448

Meir Statman, profesor de finanzas en la Universidad de Santa Clara, en California, analizó cómo las emociones se interponen a menudo en la toma de decisiones racionales, en este caso las referidas a inversión.

Aunque la mayoría de las personas sabemos que cometimos errores de inversión y juramos no repetirlos, pocos pueden determinar cuáles fueron los errores o por qué los cometieron.

Aquí es donde entran en escena las finanzas conductuales o del comportamiento. La clave radica en aprender a aumentar nuestra proporción de comportamiento inteligente en relación al estúpido. Y ya que no podemos convertirnos en personas automatizadas, necesitamos encontrar herramientas que nos ayuden a actuar de forma inteligente incluso cuando nuestra razón y nuestros sentimientos nos tientan a comportarnos como estúpidos.

Por eso ha pensado 8 lecciones que deberían servir para no interponer nuestros pensamientos y sentimientos equivocados en el camino hacia inversiones exitosas.

Nº 1: Goldman Sachs es más rápido que usted:
Un popular cuento habla de dos excursionistas que se topan con un tigre. Uno dice: “no tiene sentido correr porque el tigre es más rápido que cualquiera de los dos”. El otro responde que no se trata de si el tigre es más rápido que cualquiera de los dos. “Se trata de si yo soy más rápido que usted”. Y con eso, salió corriendo. La velocidad de los Goldman Sachs de hoy ha sido impulsada por transacciones de alta frecuencia computarizadas. ¿Cree que puede ganarles?
En términos prácticos, la lección más obvia es que los inversionistas individuales nunca deberían ingresar a una carrera contra corredores más rápidos negociando acciones con frecuencia basándose en cada noticia (o rumor) que sale. En cambio, sólo compre y tenga un portafolio diversificado.

Nº 2: El futuro no es el pasado y retrospectiva no es previsión:
¿No fue obvio en 2007 que las instituciones y los mercados financieros estaban a punto de colapsar? Los errores en retrospectiva nos hacen pensar que podríamos haber previsto lo que sólo vemos en retrospectiva. Y nos vuelve demasiado confiados en nuestra certeza sobre lo que va a ocurrir.
Algunos analistas que realizan pronósticos ahora dicen que estamos en un mercado alcista y otros dicen que este es sólo un repunte alcista en un mercado bajista.

Nº 3: Soporte el dolor del arrepentimiento hoy y disfrute del orgullo mañana:
Deje de concentrarse en culpas y reproches y en lo que pasó ayer y comience a pensar en hoy y mañana.
No deje que los lamentos lo lleven a conservar acciones que debería haber vendido.

Nº 4: Las historias de éxito de inversión son tan engañosas como las historias de éxito en la lotería:
Los promotores de la lotería inclinan la balanza al promocionar al puñado de ganadores y dejar en las penumbras a los millones de perdedores. Lo que es verdad sobre la lotería es verdad sobre las inversiones. Las empresas de inversión inclinan la balanza al promocionar lo bien que les ha ido durante un período preseleccionado.

No persiga las inversiones que tuvieron éxito el año pasado. Un portafolio diversificado podría causarle pérdidas durante un año o incluso una década, pero un portafolio concentrado en pocas inversiones podría arruinarlo para siempre.

Nº 5: Ni el temor ni la abundancia son buenas guías para la inversión:
Una encuesta de Gallup preguntó: “¿Cree que ahora es un buen momento para invertir en los mercados financieros?” Febrero de 2000 era una época de exuberancia y el 78% de los inversionistas dijo que era un buen momento. Resultó ser un mal momento. En marzo de 2003 el temor reinaba y sólo el 41% estuvo de acuerdo con que era un buen momento para invertir. Resultó que sí lo era. Es bueno aprender la lección del miedo y la exuberancia y usar la razón para resistir su influencia.

Nº 6: La riqueza nos hace felices, pero los aumentos de la riqueza nos hacen aún más felices:
Según la teoría de las perspectivas, de Daniel Kahneman y Amos Tversky, la felicidad por la riqueza proviene más de ganancias obtenidas que de los niveles de riqueza.
Tendremos que esperar antes de recuperar nuestras pérdidas recientes, pero podemos recuperar nuestra felicidad mucho más rápido, al ver las cosas de otro modo. No hace mal recordar que todo es relativo: compararse con personas que han perdido más que usted y sentirse afortunado no le sumará un centavo a su portafolio, pero le recordaría que no es un perdedor.

Nº 7: Sólo perdí la herencia de mis hijos:
Supongamos que su portafolio bajó un 30% desde su pico de 2007, incluso después del reciente repunte. Usted aún se siente como un perdedor. Pero el dinero no vale nada si no lo enlaza a una meta.

Supongamos que divida su portafolio en cuentas mentales: una para su jubilación, otra para enviar a la universidad a sus nietos y otra para la herencia de sus hijos. Ahora ve que el terrible traspié arruinó las cuentas para herencia y educación, pero la de la jubilación está intacta. Quizás quiera pegar en su auto una nueva calcomanía: “Sólo perdí la herencia de mis hijos”.

Nº 8: Promediar el costo en efectivo no es racional, pero es bastante inteligente:
Promediar un precio mediante una compra constante de acciones es una buena forma de reducir el nivel de arrepentimiento y despejar su cabeza para invertir de forma inteligente. Seguir una regla como por ejemplo dividir el total de dinero a invertir en 10 partes iguales e invertir cada una el primer lunes de cada uno de los próximos 10 meses. Así minimizará los lamentos. La regla estricta de los lunes le quita responsabilidad si algo sale mal. Usted no tomó la decisión, simplemente siguió una regla. Puede que pierda dinero, pero su mente está intacta. La situación podría ser mucho peor.

Publicidad

3 responses to “¿Por qué cometemos errores de inversión?

  1. Mi punto de vista es simple; y lo que he podido aprender hasta ahora sobre el mundo de las inversiones se resume así:
    “the trend is your friend” (la tendencia es tu amiga); así que nunca invertir en contra de la tendencia, comprar contínuamente para promediar el costo es un error (nunca compres acciones de una empresa cuyo precio está en descendencia), nunca mantengas una posición perdedora, si quieres generar ingresos rápidos y constantes de tus transacciones invertir a largo plazo no funciona, los fondos mutuos son poco atractivos como inversión y están anticuados (una elección más inteligente desde el punto de vista financiero son los “ETF´s”), hay que tener una estrategia clara de entrada y aún más clara de salida, obtener los consejos de inversión de los canales financieros de tv, prensa o radio es un disparate (si esas personas son tan buenas invirtiendo ¿por qué siguen trabajando ahí?), es un error enfocarse sólamente en datos fundamentales como por ejemplo el ratio precio/utilidad por acción para ver si el precio de la acción está devaluado o sobrevaluado; y a partir de ese análisis, decidir invertir o no. Creo que es un error porque sólo tiene en cuenta los fundamentos de la empresa…y al final lo que mueve los precios es pura ley de oferta y demanda sin importar si el precio está devaluado o sobrevaluado. Invertir en acciones simplemente porque pagan dividendos es poco inteligente, nunca invertir sin antes ver las gráficas del comportamiento del precio, una persona que no tiene disciplina nunca debería invertir en ningún mercado y nunca te dejes llevar por tus emociones. Para ser buen inversionista es más importante la inteligencia emocional que el coeficiente intelectual; ya que los Mercados son puramente emocionales y no lógicos.

    Por supuesto que se admiten diferentes puntos de vista, ya que no trato de tener la razón; sólo trato de expresar mis opiniones y compartirlas.

    Saludos cordiales 😉

Comments are closed.