Publicidad

Andalucía rescate o no pide 1.000 millones

El miedo a la palabra rescate hace que cuando se deba recurrir a el rescate efectivo se siga desmintiendo que sea el caso, así en el caso de Andalucía también se niega que sea un rescate y por ahora se habla de anticipo de 1.000 milloes de euros. Así es que la consejera de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, comunicaba que el Gobierno de Andalucía le pidió al Ejecutivo central pero solo un pequeño anticipo por 1.000 millones de euros y afronatr pagos y deudas.

Todavía debe acordarse las condiciones para que las Comunidades Autónomas se decidan a por el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Así y todo el Gobierno de Cataluña salió a solicitar su rescate y aún está a la espera de un sistema puente por el que accederá al rescate en este mes de Septiembre de 2012.

Como han tratado de dejar en claro es que para nada es un rescate, solo se trata de un anticipo muy similar a lo que debió salir a pedir el Gobierno valenciano durante Junio de este año, aunque la cifra fue inferior ya que debió pedir un anticipo de 300 millones de euros, si bien se dice que es para acceder a liquidez no es tan diferente a un rescate claro que las cifras son mucho mas amplias que esto.

Algunos tratan de empujar a que se reconozca que se trata de un principio de rescate, pero por Agosto, desde el Gobierno local que Andalucía no precisaba del Fondo de Liquidez, claro que dejaban la puerta abierta al no negar rotundamente que debieran recurrir. Lo que se dice rescate derecho en cuanto a la intención son los de Cataluña, Valencia y Murcia ya que sus gobiernos pidieron ayuda financiera al Fondo de Liquidez Autonómico.

El próximo paso será un acuerdo entre la Junta de Andalucía y el Gobierno por cual será el nuevo límite para endeudamiento para por ejemplo esta comunidad que fuera establecido durante el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Por lo que de imponer el límite de endeudamiento Andalucía debería recortar 2.700 millones de su Presupuesto 2013, jugaría en contra de las cuentas públicas.

Imagen: 123RF

Publicidad