Publicidad
Publicidad
Publicidad

Plan de Estabilidad 2009-2013 del Gobierno

gobierno20de20espaf1a

Hace unos días el Gobierno ha enviado la Actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013 a la Comisión Europea, en donde figura el balance del último año de la crisis, además de las previsiones a futuro y de señalar cual será la estrategia de salida fiscal.

Desde 2009 la economía española, se encuentra sufriendo la recesión más profunda de su reciente historia. El siguiente es el desglose que se hace en el informe:

El Gobierno estima que hasta 2012 dos tipos de escenarios con el euro a 1,48 dólares y el precio del barril de crudo Brent en 80 dólares, esto es casi 20 más que en 2009.

El escenario central, prevé una caída del PIB del 0,3% en 2010 y crecimientos del 1,8% en 2011 y 2,9% en 2012. Mientras que el déficit público del 9,8% del PIB este año pasaría al 5,3% en 2012, respecto a la deuda pública, esta aumentaría del 65,9% al 74,3% del PIB en 2 años.

Estima que para el peor escenario, una mayor tasa de ahorro y, lo que generaría un menor crecimiento, además de una caída del PIB que sería del 0,8% en 2010 y el crecimiento en 2012 sería del 2,4%. El déficit se ubicaría el 10% este año y en el 5,8% en 2012; a todo esto la deuda pública aumentaría el 75,8% dentro de 2 años.

También se planteaba, retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años -esto es 1 punto del PIB por año-, además de ampliar la base de cálculo de las pensiones –llegando a ser de 2 décimas por año- reducirá el gasto en un 4% del PIB desde 2030. Para dicho caso, la base de cálculo de las pensiones se tendría que ampliar de 15 a 25 años.

El Ejecutivo, se plantea ampliar la edad de jubilación gradualmente desde 2013. De esta manera aumentaría en 2 meses cada año hasta sumar 67 años en 2024 (65 años más 24 meses).

Mientras que el sueldo de los empleados públicos en España ha subido entre 2000 y 2008 una media del 5,1% respecto al 3,2% en el resto de países de la Unión Europea, esto significaría un 40% más.

Así mismo, desde el Gobierno señala que dentro de su plan de austeridad para 2011-2013 puede llegar a un ahorro del gasto público de 1,9 puntos porcentuales del PIB en la remuneración de los asalariados públicos –lo que equivale a un recorte del 4% en términos nominales respecto al nivel de 2009-.

A todo esto, antes del 1 de Mayo de 2010 el Gobierno aprobará un Plan de Reestructuración del Gasto Público para una revisión exhaustiva de todos los programas y políticas de gasto de la Administración General del Estado.

Por lo que el objetivo planteado y a cumplir los Pactos de Estabilidad europeos en 2013: Llegar a una reducción del déficit de las administraciones públicas, del 11,4% del PIB en 2009, a menos del 3% ante la fecha límite establecida por Bruselas.

El Ejecutivo ya ha presentado a Bruselas el Plan de Acción Inmediata 2010 y el Plan de Austeridad 2011-2013 para el Estado central, y las diversas propuestas de Acuerdos Marco sobre la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas con Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales.

En tanto la formación bruta de capital fijo, la inversión pública, llegará a reducir su peso en 0,9 puntos porcentuales del PIB –excluyendo la reversión de los fondos extraordinarios-, lo que significaría un fuerte retroceso del 14% frente al nivel de 2009.

Por el lado de las inversiones en infraestructuras, no se verán tan afectadas, más allá de resentirse, según estima el Gobierno, señalando que desde los 90´ sumaban un 3,5% del PIB anual respecto al 2,4% del conjunto de la Unión Europea.

Respecto al ámbito laboral, se estima una estabilidad de precios, en el nivel de la tasa de paro y una reducción de despidos, generarán que el aumento de la remuneración por asalariado vea reducirse de manera importante. Por lo que esto y un crecimiento en la demanda posibilitarán que, a fines de 2010, de inicio al crecimiento y creación del empleo, y desde 2011, se podría comenzar a reabsorber el desempleo creado en medio de la recesión, lo que llegaría a ubicar la tasa de paro en un 15,5% para 2013.

El propio Gobierno, hace saber que el conjunto de medidas anticrisis puestas en marcha generó un impacto en la actividad del 1,5% del PIB, sumándose 6 décimas de los estabilizadores automáticos.

Mientras que, la mayor aportación ha sido de parte del Fondo Estatal de Inversión Local (0,7%), la ya suprimida este año, deducción 400€ en el impuesto sobre la renta (0,4%), el Fondo de Estímulo de la Economía y el Empleo (0,1%) y las Medidas tributarias de apoyo a la liquidez, como las devoluciones del IVA, además del anticipo deducción por vivienda en el Impuesto sobre la Renta (0,3%).

Desde el Ejecutivo, estiman que las empresas llegarán a ahorrar 750 millones de euros a partir del recorte de 60 a 30 días del retraso en el pago de las Administraciones Públicas a las empresas que se ha aprobado.

Respecto a los pagos entre empresas, el ahorro que se generará llegaría a 1.700 millones de euros debido a la reducción en el periodo medio de pago de 124 a 60 días.

Uno de los objetivos del Gobierno, es que la inversión en I+D+i sea el 3% del PIB en 2020, lo que podría lograr un impacto positivo, debido a que significaría llegar a doblar su peso actual de 1,4% en 2008.

Publicidad