Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Nacionalizacion de la Banca?

Entendemos que sea difícil creer lo que se está leyendo, pero bajo la nueva normativa que regulará a las entidades financieras, todo será posible.

Las cajas de ahorro que son consideradas el eslabón débil del sistema financiero español, tendrán que alcanzar niveles superiores de solidez financiera a partir del 10 de marzo 2011, tal como anunciaron desde el Ministerio de Economía. En concreto, se propone un límite mínimo de fondos propios del 10% para algunas entidades financieras.

Destacamos que, la tasa del 10% será aplicable a las siguientes entidades:

  • No cotizantes
  • No tengan presencia de inversionistas en al menos el 20% de su capital de inversores
  • Dependan en más de un 20% de la financiación mayorista

Podríamos resumir, sólo a las cajas de ahorro, que son las que cumplen cada uno de los requisitos estos. En este sentido, aquellas cajas que no respeten este nivel de solidez financiera deberán presentar planes de refuerzo financiero mirando a una salida a bolsa con vencimiento en marzo 2012.

Este evento se produce cuando en España se aprueba la exigente reforma de su sistema financiero, donde se prevé la nacionalización parcial de bancos o cajas de ahorro insolventes.

¿Nacionalizar la banca? Así parece como lo mencionó la ministra de Economía, Elena Salgado, cuando fijaba un capital básico mínimo del 8% para los bancos y 10% para las cajas de ahorro.

La normativa hará que se calcule reservas sobre el capital del que un banco puede disponer de forma inmediata para hacer frente a deudas. Ese importe no podrá ser inferior a los porcentajes del párrafo anterior, según corresponda. La fecha límite será en marzo de 2012 para buscar el capital necesario que les permita cumplir las exigencias de ratio; lo cual se amplía porque antes estaba pactado en septiembre de este año.

En el caso de que no cumplan con la nueva normativa, el Gobierno podrá nacionalizar la entidad mediante la compra de acciones ordinarias, que deberán ser devueltas al mercado en un máximo de 5 años.

No obstante, estará la posibilidad de que las cajas de ahorro tomen la iniciativa de acudir a la ayuda pública. En este caso, el ejecutivo les obligará a transformarse en bancos.

¿Es el fin de la caja de ahorro?

Viendo que para ser un banco necesitamos una cobertura del 8.0% de los activos ponderados por riesgo; pero si somos una caja de ahorro, de 10%; la situación es bastante compleja. Los requerimientos empezarán a emitirse desde el 10 de marzo de 2011, y en esa fecha las entidades que no alcancen el nivel requerido de capital principal tendrán 15 días hábiles para comunicarlo al Banco de España.

Los que no puedan hacer frente al Core Capital requerido, podrán realizar una captación de recursos de terceros y salir a Bolsa, previa aprobación del Banco de España, quien podrá exigir modificaciones.

Aparece otro jugador en escena: el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) gestionado por el Estado. Toda entidad que solicite ayudas a éste deberá presentar también un plan de recapitalización con un mes de tiempo para hacerlo.

Aún este plan no está validado, por lo que requerirá de su última aprobación durante los próximos días. Sin embargo, parece ser que tiene el aval necesario.

¿Cuántas cajas quedarán? Estas medidas aparecen continuando el plan de reforma al sector financiero español que inició con un proceso de fusiones que llevó de 44 cajas de ahorro a cerrar el 2010 con menos de 20… El lema del gobierno podría ser: “Adiós a las cajas 2012”.

Imagen: Flickr

Publicidad
Comments are closed.