Publicidad

Las tarjetas representan el 54% del volumen global de pagos

El avance mundial de las tarjetas de crédito es indiscutible, y según el Informe Mundial de Pagos realizado por Capgemini, Royal Bank of Scotland (RBS) y la Asociación Europea de Dirección y Marketing Financiero (EFMA) ha reportado que las tarjetas representan el 54% del volumen de pago en todo el mundo.

Este medio de pago ha evolucionado en segundo lugar, tras el efectivo con una evolución entre 2001 y 2006, anual del 16% a nivel mundial y de un 11% en Europa.

El informe ha dejado en claro que es necesaria la estandarización de los pagos con tarjeta en euros tramitados por las diversas redes de tarjetas, consiguiendo así que SEPA (área única de pagos en sus siglas en inglés) sea una realidad en el ámbito de las tarjetas.

Es necesario aclarar que las entidades financieras tienen plazo hasta el 2010 para convertir sus sistemas nacionales actuales a los sistemas de tarjeta SEPA.

El informe afirma que “aunque está claro que es imprescindible solucionar algunas cuestiones básicas, como las normas técnicas comunes, la normativa de comisiones interbancarias y la gestión del sistema, con el fin de que las tarjetas SEPA lleguen a ser una realidad”.

Otro dato interesante sostiene que China podría convertirse en el segundo mayor mercado de pagos, desplazando a la Zona Euro, a pesar de que las economías maduras seguirán dominando hasta 2013.

El gigante asiático representó el 7% del volumen global de pagos distintos del efectivo en 2006. La tasa de crecimiento anual se ubicó entre el 46% entre 2001 y 2006.

En 2006, los pagos que no se realizaron en efectivo, sumaron 233.000 millones de transacciones, y las economías desarrolladas conformaron el 80% de estos pagos, de los cuales un tercio se realizaron en Europa.

Publicidad