Publicidad

La subida del paro confirma los temores de los consumidores

logo1.gif

Desde 1996 abril había sido un mes prolífico en materia laboral con descenso en la tasa de paro. Sin embargo este año se ha roto la tendencia con un aumento del desempleo en 37.542 personas, un 1,6% más que en marzo. Desde abril de 2007 la tasa ha crecido en 315.393 parados, un 15,5% en términos porcentuales.

Como viene siendo habitual en los últimos meses el sector de la construcción ha sido el principal causante de este repunte. El parón inmobiliario, la caída en la venta de pisos y la crisis que atraviesa el negocio del ladrillo se han dejado notar en el número de desempleados generados por el sector, que creció un 5,2% o 16.647 personas. El paro también subió en los servicios con 17.455 nuevos desempleados 1,2%), así como en industria (4.430 personas y u 1,5%) y agricultura (1.715 personas y un 2,2%). De hecho, sólo el colectivo sin empleo anterior mejoró su situación en abril, ya que 2.905 personas encontraron trabajo, lo que supone una reducción del 1,2% respecto al mes anterior.

En lo que respecta a la contratación, en abril se registraron un total de 1.459.666 contratos, la mayor cifra en la historia de este mes y que supone un repunte del 5,3% respecto al mismo periodo del año anterior.

Estas cifras de paro no hacen sino confirmar el mal dato de confianza del consumidor que se dio a conocer el lunes. La cifra cayó 9,3 puntos en abril respecto al mes anterior para situar el indicador en los 63, puntos, el nivel más bajo en toda su historia. Entre las mayores preocupaciones de los ciudadanos vuelve a situarse el empleo y la evolución de la economía. La inflación y el elevado coste de los alimentos son otros de los problemas que más inquietan a los consumidores y que amenazan con reducir todavía más el consumo. De hecho, las expectativas de ahorro han caído en picado al tiempo que se han disparo las de una subida en el coste de la vida.

Publicidad

One response to “La subida del paro confirma los temores de los consumidores

  1. La noticia es mala, pero obviamente previsible. En cualquier caso, yo aplaudo que el Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en declaraciones a LA VANGUARDIA, no se mostrara tan complaciente con el poder económico de este país como la gran mayoría de ministros de postín de ZP. En estas declaraciones vino a decir que está por ver que una vez más los grandes damnificados de esta crisis económica vuelvan a ser los más débiles del cuento, esto es, los trabajadores y sus salarios. Y es que la exigencia de contención salarial, es la cantinela de siempre a la que se aferra cíclicamente el poder económico en este país. Y ello ocurre con independencia del ciclo económico en curso: cuando se crece la excusa que utiliza es la de poder generar más empleo y que todo el mundo se beneficie del ciclo expansivo y cuando se entra en barrena se utiliza el argumento de minimizar la destrucción de empleo. En fin que todo no deja de ser más que un ejercicio de cinismo que resulta sangrante para el españolito medio cuando en el último año, por ejemplo, son varios los productos básicos de la cesta de la compra que han sufrido subidas de precios superiores al 40%. Es por ello que aplaudimos este arranque de sensatez del Ministro de Trabajo, si bien quedará por ver cuantas salidas de tono más le permite el Pedro Solbes. Saludos

Comments are closed.