Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Es momento para contratar un depósito?

El momento que viven los depósitos en España no es el mejor. Esto si lo comparamos con lo que ocurrió en 2008 parece otro mundo. El año pasado las entidades financieras ofrecían tipos de interés elevados en su afán de captar dinero para mejorar su situación de liquidez.

Hoy, si bien la situación parece muy distinta con los productos financieros, ya no están en pie las ofertas tentadoras con tipos altos y la situación parece distar mucho de lo ocurrido antes del 1 de enero, y más ahora con los recortes que ha implementado el BCE.

Si bien se ha producido una gran caída en los depósitos con plazos superiores a los dos años (se redujeron un 32%), y en los de hasta un año, que cayeron un 17%, los españoles empezaron a precibir que la situación de inestabilidad les juega en contra de sus proyectos de ahorro, ya que hoy privilegian la liquidez del momento por sobre la rentabilidad futura.

Sin embargo, los depósitos que más han crecido son los que tienen un plazo de entre uno y dos años (ofrecen el mejor tipo en una media del 4,04%), que se elevaron un 10,8%, esto tiene fundamento en que es una inversión a mediano plazo.

El descenso en la captación de pasivo se debe a tres puntos escenciales, el aumento del paro, la inestabilidad económica y a la baja en la remuneración, lo que les ha quitado atracción. El tipo aplicado a los nuevos depósitos se situó en enero en el 3,47%, un punto debajo de lo que ofrecían en enero de 2008.

A pesar de estos números hoy es aconsejable optar por plazos medianos o cortos, con productos que nos ofrezcan una rentabilidad fija, sin depender del Euribor o de la Bolsa (nueva tendencia de la banca), ya que es preferible saber de antemano cuanto recibiremos, a especular con subas o bajas posibles que pueden dejarnos sin nada.

Otro de los puntos importantes es buscar imposiciones a plazo que no impongan la penalización por cancelación anticipada.

La tendencia actual de los bancos y cajas pasa por seducir a nuevos clientes premiando al dinero nuevo, procendente de otras entidades, y buscan fidelizar a los actuales mejorando condiciones para los que contratan otros productos comercializados allí.

En fin la oferta es amplia, y siempre es momento para conseguir unos euros de más, ya que dejarlo estancado sin remunerar es una forma de descapitalizarse, ya que ha diario ese dinero inmovilizado pierde valor. 

Publicidad
Comments are closed.