Publicidad
Publicidad
Publicidad

Dudas en el proceso de fusión entre Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu

presidentes-cajas_dentro

Aún habiendo llegado a un acuerdo, las cajas catalanas han declarado que la fusión de sus plantillas no será tarea fácil.

Tanto Caixa Sabadell, Terrassa como Manlleu han reconocido que la integración de sus empleados será difícil, aunque entre Sabadell y Terrassa será complicada y lenta. Se debe considerar la situación de cada una de las 150 oficinas que se estiman eliminar.

Hubo una reunión de la comisión de Recursos Humanos conformada por las direcciones de Caixa Sabadell, Terrassa y Manlleu, más los sindicatos (CC OO, SEC y UGT).

Caixa Manlleu, cuenta con un tamaño más reducido, mientras que  las otras dos cajas tienen una cantidad mayor de su red de oficinas, contando con un tamaño similar y con la misma zona de influencia. Por lo que hay que poner en estudio en qué situación se encuentran cada una de las sucursales.

Durante el año pasado Caixa Sabadell tenía un volumen de depósitos de unos 11.886 millones de euros, recursos propios por 981 millones y unos resultados de 42 millones de euros.

Por el lado de Caixa Terrassa cerró el 2008 con 10.659 millones de euros en depósitos administrados, recursos propios de 1.090 millones de euros y un beneficio de 49,5 millones de euros.

Minetras que Caixa Manlleu, tenía unos depósitos de 2.501 millones de euros, fondos propios por 197 millones de euros y resultados de 6 millones de euros.

En tanto por declaraciones del secretario de la Agrupación de Ahorro de CCOO de Cataluña, Carles Domingo, se supo que los representantes de las tres cajas no lograron aportar en la reunión mantenida ni datos concretos sobre la red, ni los trabajadores afectados en el ajuste, la ubicación de los servicios centrales, ni el reparto de los departamentos.

Desde Caixa Sabadell, comentaron que el coste de la fusión llevaría a eliminar unas 150 oficinas y unos 350 puestos de trabajo, lo que significa el 15% de la red y el 10% de la plantilla conjunta. Caixa Girona está interesada en ser parte del proceso de fusión.

Por otro lado tres cajas en lo que sí están de acuerdo es en no aplicar en dicho proceso medidas traumáticas del tipo expediente de regulación.

Publicidad