Publicidad

Dividendos del Banco Santander en octubre 2011

En un mercado bursátil lleno de sobresaltos conocer los mejores dividendos de 2011 siempre es una fórmula para amortiguar parte de los baches. De hecho, existen verdaderos maestros en la inversión por dividendo. Y dentro de los valores que reparten dividendo los Blue-Chip se han convertido en las estrellas, con el Santander a la cabeza. La próxima cita con sus accionistas para repartir dividendo será Octubre.

Una de las ventajas en este mes la obtendrán los accionistas del Santander percibirán gratuitamente por cada uno de los títulos un derecho el que cotizará a partir del 17 hasta el 31 de Octubre. Esto será dependiendo los títulos demandados, mientras que el propio Banco Santander lograría elevar su capital en 1.083 millones de euros.

Es así que, cada accionista del Santander obtendrán su derecho a percibir una acción nueva por cada 49 antiguas en caso de elegir cobrar en valores, dejando la posibilidad de hacerlo en en efectivo, para el pago de dividendo de principios de Noviembre.

Dentro del periodo, los accionistas tendrán la posibilidad de conservar o vender sus derechos y podrán recibir a inicios de Noviembre una acción nueva por dividendo.

Si desean vender, los accionistas podrán intercambiar sus derechos cuando dure la negociación o a final de dicho plazo vendérselos al Santander a 0,126€ fijos brutos.

El ejercicio 2011 está siendo el año de los dividendos en Bolsa gracias principalmente a las grandes compañías del Ibex 35. Aunque los denominados ‘blue-chip‘ no son los únicos que han decidido repartir sus ganancias con los accionistas, sí son los que más ruido están haciendo. Y es que en un momento de mercado como poco alborotado, algunos de los grandes valores y especialmente los del sector bancario, han decidido que una buena política de dividendos es la mejor forma de atraer a los inversores a largo plazo.

Los dividendos de Banco Santander en Octubre 2011, serán la oportunidad que tendrán los accionistas de Banco Santander para el pago de dividendo el 26 de Octubre. Dicho cobro de dividendo es a cuenta del ejercicio 2011 tal y como lo informó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Santander comunicó que el calendario para el aumento de capital liberado y que fuera aceptado por la junta de accionistas, y que servirá para implementar el sistema de retribución flexible “Santander Dividendo Elección”. Ete programa de retribución le ofrece a los accionistas optar por cobrar el dividendo en efectivo o títulos de nueva emisión, una fórmula que algunas entidades están implementando.

Calendario de Pago de Dividendo

El calendario de pago de dividendos establecido por Banco Santander es el siguiente:

  • El 13 de Octubre será cuando se informe cual será el número de derechos para percibir una acción.
  • El 14 de Octubre será cuando se dará la asignación de derecho.
  • El 17 de Octubre comenzará la negociación de derechos, que acaba el 31 de Octubre.
  • El 26 de Octubre será el último día en qué podrán solicitar la retribución en efectivo.
  • El 3 de Noviembre será el pago en efectivo a accionistas que optaron por precisamente el pago en metálico. De forma que aquellos accionistas que han optado por percibir el dividendo en efectivo podrán vender sus derechos de asignación gratuitamente el denominado “suscripción preferente”.
  • El 9 de Noviembre será para los clientes que solicitaron la retribución en acciones se les otorgará nuevos títulos.

Ventajas de invertir por dividendo

Invertir por dividendo puede ser una buena estrategia, especialmente para quienes invierten a largo plazo y no están constantemente pendientes del valor de las acciones. Y es que nada más repartir dividendos el precio precio de la acción cae en la misma medida que el dividendo que ha repartido. Es decir, si una compañía cotizada reparte un dividendo de 0,1 euro por acción, es de esperar que el valor caiga 0,1 euros. Por fortuna, las acciones suelen recuperarse de esas caídas en poco tiempo, generalmente un par de meses. Esto se debe a que el pago de dividendos siempre está planeado (se suelen anunciar con mucho tiempo de antelación) y a que una política de dividendos sostenible es señal de fuerza (así lo consideran por ejemplo los inversores en valor).

A esto hay que añadir una ventaja adicional que tiene que ver con la fiscalidad de los dividendos. A diferencia de las ganancias obtenidas en bolsa, que tributan dentro de las rentas del ahorro, los dividendos y participaciones en beneficios están exentos de declarar con un límite de 1.500 euros anuales.

Contenidos relacionados:

Publicidad