Publicidad
Publicidad
Publicidad

Crisis Irlanda

La preocupación de los mercados financieros sobre el rescate de Irlanda, Portugal o Grecia, no llega a sus ciudadanos, lo que puede catalogarse de frialdad por las personas, ya que por estos días redundan los títulos sobre que va a pasar con el euro o la deuda soberana. Muy poco se habla de cómo afectan los planes de ajustes, los rescates y toda la gama de medidas que se dan sobre estos países o lo que genera la crisis de Irlanda en sus ciudadanos.

Todo esto les toca profundamente el bolsillo a los irlandeses. Por más que desde su Gobierno se señale que el reducir el déficit fiscal traerá mejores perspectivas es difícil pensar que tengan que pasar por subidas del IVA, reducción del sueldo y ajustes para que todo vuelva a la normalidad.

Ya que en medio de esto, las definiciones que manejan los economistas, no es que no les interesen a los ciudadanos pero quedan un tanto lejos, cuando deben de hacer frente y pensar como llegar a fin de mes, poder ahorrar más o el pago de las tarjetas o no ser parte de las filas de desempleados.

Uno de los datos es que, la renta de cada familia en Irlanda se llegará a reducir en 4.600€ por año lastrada por las medidas del plan de ajuste del Gobierno. Teniendo que soportar la reducción de los sueldos, subidas de impuestos a la renta, la subida del IVA, así como un fuerte recorte en las pensiones.

Pero la crisis económica con fuertes ajustes de por medio, hace que muchos antes de esperar a ver que otros problemas se le avecinan a Irlanda y las consecuencias a pagar por el rescate, se decidan por la emigración.

Tan difícil y bajo se ha vuelto para muchos el nivel de vida, que existen datos de parte del Gobierno de Dublín, los que señalan que son unos 100.000 los irlandeses, los que se estima decidan vivir fuera de su país durante los próximos 4 años. Cuya población, se de cera de 4,5 millones de irlandeses, y estos 100.000 significaría el 2,2% del total.

Esto se sumaría al total de irlandeses que viven en el exterior, unos 3 millones de ellos nacidos en Irlanda, los hijos y nietos en total. Si bien, dicha emigración ya se ha iniciado, a partir de 2007, que el nivel de la economía de Irlanda se contrajo un 10% y mientras que su tasa de paro se elevó hasta el 13,5%.

En 2009 y durante 2010, se dio un crecimiento de la emigración irlandesa por sobre los que ingresaron, algo común en todos los países pero que se incrementa con las crisis. Esto demuestra que Irlanda ha dejado de ser el ejemplo que solía ser en muchos aspectos e incluso se la utiliza para compararla con España. Les tomará tiempo volver a sus anteriores estándares de vida.

Imagen: viajesyturistas

Publicidad
Comments are closed.