Publicidad

Contratar un depósito online

Los avances tecnológicos y la nueva modalidad de la banca de cerrar oficinas, ha impulsado la contratación de productos financieros a través de Internet. Y dentro de esta gama de de opciones, quienes más se han afianzado entre los clientes han sido los depósitos, las estrellas del año 2008.

Por lo tanto, les ofrecemos un resumen de sus ventajas e incovenientes de contratar a través de la Web. En primer lugar ofrece la posibilidad de contratarlo desde casa, la oficina o donde nos encontremos con nuestro ordenador portátil, sin necesidad de perder tiempo en oficinas y papeleos.

Además, y sobre todo a partir de su masificación durante el 2008, los depósitos online ofrecen una mejor remuneración en comparación con los productos tradicionales. El motivo es simple, para las entidades financieras los costos son menores ya que no conllevan costes fijos que sí ocurre con los demás (oficinas, personal, comisiones y gastos adminitrativos fijos) 

Otra de las diferencias que notamos pasa por el plazo de los depósitos. Los depósitos online ofrecen plazos más cortos que los tradicionales, generalmente son a 1, 3, 6 y 12 meses y los importes mínimos requeridos son más bajos (desde 500 euros).

Si bien existe una modalidad predominante en los últimos tiempos de imponer que el dinero provenga de otras entidades, los depósitos de contratación a través de Internet no requieren de productos asociados como fondos de inversión, domiciliación de nómina, consumos con tarjetas de crédito o seguros.

Eso sí, este tipo de productos requiere de una relación más estrecha con el banco ya que para acceder a este servico es necesario pertencer a la entidad ya que deberemos tener datos como PIN y contraseña.

Estos depósitos pueden contratarse en las cajas de ahorro o bancos que disponen de banca online o en las entidades que operan sólo por Internet.

Publicidad
Comments are closed.