Publicidad

Contratar pagarés

Los pagarés han llegado para quedarse y si existe esta especie de guerra de pagarés se debe a que los lanzamientos de las primeras entidades fueron exitosas y a que otros bancos le siguieron el camino lanzando interesantes propuestas. Pero lo que los que se ven interesados en este tipo de productos quieren es saber que cuidados tomar al contratar pagarés.


La banca parece haberle sacado el máximo provecho a los depósitos y ahora busca exprimir los pagarés, por lo que trataremos de ofrecer algunos aspectos que aclaren el panorama y puedan decidirse.

Si están buscando dónde y cómo invertir y encontraron que es interesante invertir en pagarés existen aspectos a considerar como:

No cegarse por que ven que la oferta de pagarés de una entidad prometen rentabilidades de más del 4% TAE.

Sucede como en otros productos que se abre a la inversión particular cuando antes eran casi exclusivos para inversores privados o expertos hoy por necesidades de la banca de encontrar productos que rentabilicen y le permitan obtener rápida ganancia y liquidez y captar a la mayor cantidad de clientes en un plazo estimado.

Los pagarés ya pueden verse como el producto de inversión de moda ganándole a los depósitos ya que estos por ley están penalizados en ciertos aspectos en cuanto a su oferta.

Además, los pagarés se pagan al descuento una vez que termina el plazo establecido debiendo pagar a Hacienda hasta un 19% por IRPF, deben tener en cuenta la fiscalidad también.

No todos toman en cuenta que los pagarés se encuentran garantizados por los bancos que los ofrecen y carecen del respaldo del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) además de que no todos los bancos que los ofrecen pasan por un buen nivel de solvencia.

Respecto al interés, y como sucede con todo producto financiero y bancario ante las diferentes ofertas se vuelve casi que necesario comparar entre los mismos y encontrar el punto de equilibrio entre rentabilidad y plazo.

Hablando de plazo, en cuanto a los pagarés se vuelve imprescindible como pasa con los depósitos es saber que al contratar y tener un plazo determinado conviene respetarlo ya que por el tiempo que dure sea 6 o a 12 meses será en el que no se dispondrá de los ahorros, si bien existe el caso de sacarlos antes de cumplirse el plazo, si se trata de pagarés se lo deberá poner a la venta en el mercado secundario y no al mejor precio ya que tal vez sea el peor momento de hacerlo lo que si bien dispondrán de la liquidez también terminará de perder dinero.

Una pregunta que salta es sobre la cancelación anticipada y si esta posee comisiones, si deciden sacar el dinero previamente al plazo contratado, si bien en los pagarés puede hacerse se pierde dinero al hacerlo pero además deben pagarse comisiones por el retiro anticipado, estas pueden ser de entre el 0,4% y el 1%.

Al momento de invertir, los pagarés exigen aportar más que los depósitos, hasta 100.000€, pero no todos los pagarés son posibles de contratar por los inversores que no sean privados o expertos.

Tras firmar el pagaré, este no comienza a rentar de forma automática, pero si pueden guiarse por un día a la semana que será en el que entrarán a regir los últimos contratos un día específico. Y que significará cuanto quedará “parado” los ahorros.

Algo que se desconoce es si la cuenta asociada conlleva comisiones, existen comisiones pero estas no siempre figuran en qué porcentaje, así que antes de contratar habrá que conocer los diferentes cargos asociados y poder calcular la rentabilidad neta esto hace que se tenga una mejor dimensión del gasto.

La cuenta asociada es otro aspecto a considerar, los pagarés, como todos saben no se los puede depositar dentro de una cuenta corriente, ya que no es efectivo.

Conlleva la cuenta asociada que es en la que el banco deposita lo devengado, pero aparte de esta deberán abrir una cuenta de valores en la que hay que pagar comisiones aunque no son altas y son flexibles.

El tiempo entre el plazo previsto y la fecha para disponer de los ahorros que se entiende como fecha de recompra, en caso que contratáramos un pagaré a 1 año, el 1 de Noviembre de este 2011, no lo obtendremos precisamente el 1 de Noviembre de 2012. Pueden pasar fácilmente un mes o un poco más desde la fecha de vencimiento y la fecha en que podemos disponer de los ahorros. Aunque crean que no se cumple con el periodo no es tan así ya que incluso en ese mes o poco más se producen beneficios, si bien puede que requieran del dinero en el periodo contratado siempre es mejor respetar los plazos.

Artículos de Pagarés:

Pagarés Banco Santander

Pagarés Banesto

Pagarés BBVA

Pagarés Bankia

Pagarés Liberbank

Pagarés Banco Popular

Pagarés CaixaBank

Publicidad