Publicidad
Publicidad
Publicidad

Camino de los seis millones de parados

España ha alcanzado el récord de personas en paro en la Historia de la Democracia. Uno de cada cuatro españoles en edad de trabajar no tiene empleo y suman ya casi los seis millones de personas. Nunca hasta ahora en la sociedad española se habían registrado niveles tan altos de familias con todos sus miembros en situación de desempleo, de jóvenes que no consiguen empleo y de personas mayores de 50 años, víctimas del paro de larga duración. Según la última encuesta del INE, la estadística arroja que el número de parados ha aumentado en 85.000 personas, alcanzando la cifra de 5.778.100, lo que supone un incremento de la tasa de paro del 25,02% respecto al incremento del 24,63% experimentado en  la segunda mitad del año. Y lo malo es que las previsiones van a peor. En círculos ecónomicos se baraja un horizonte de siete millones de parados en pocos trimestres y una cuota de desempleo del 30% de la población activa, si España sigue destruyendo crecimiento como acaba de vaticinar el FMI en su última previsión.

Nadie se salva: entre las Comunidades Autónomas dónde menor ha sido la incidencia del paro encontramos a la Comunidad de Madrid con 15.100 menos, Galicia con 11.900 menos y Castilla La Mancha con 9.600 menos, mientras que los mayores incrementos se registran en Andalucía con 61.300 más, Comunitat Valenciana con 26.500 más y Región de Murcia con 20.600 más parados.

Dismininuye la población activa, es decir, aquellas personas que tienen un trabajo o lo están buscando en 12.ooo personas, mientras que la tasa de actividad se sitúa en el 60,12% frente al 60,08% del trimestre anterior.

En cuanto a la ocupación, desciende en 96.900 personas, situándose en un total de 17.320.300 personas.  Entre los sectores en los que más ha descendido se encuentran la construcción en 56.100, y servicios con 32.700, sectores en los que en el trimestre anterior se registraron aumentos,  y por segundo trimestre consecutivo, la  agricultura con un descenso de 11.900.  Por el contrario aumenta en la industria en 3.700 personas.

Por sexo, el desempleo ha crecido más entre las mujeres (68.700 menos) que en hombres (28.200 menos) rompiendo la tendencia de periodos anteriores. Y por edad, la ocupación registra un aumento entre los menores de 25 años en 43.600 personas, mientras que el descenso más acusado se observa en el tramo de edad  que va entre los 25 a los 34 años. Así mismo, el paro se ceba entre los que perdieron su empleo hace más de un año, parados de larga duración, que aumentaron en 83.300 y entre los que buscan su primer empleo, 59.100 más.

En cuanto a nacionalidad, El paro sube en 136.000 entre los españoles y baja en 51.000 entre los extranjeros, a pesar de que la tasa de paro de la población extranjera sigue estando 11,5 puntos por encima de la de los nacionales.

En lo relativo a la modalidad de contratación, continua el descenso de los asalariados con contratos indefinidos en 179.400 y aumentan los contratos temporales en un total de 15.300. Por lo que la tasa de temporalidad aumenta y se sitúa en el 24,04%. Autónomo sigue siendo la única salida para los profesionales en paro. El número de trabajadores por cuenta propia que dejó las filas del paro crecieron en  65.100 personas.

Significativa es la caída de la ocupación en el sector público, que este trimestre desciende en 49.900 personas, situándose en 2.991.700, el nivel más bajo registrado desde el tercer trimestre del año 2008.  Por su parte en el sector privado desciende en 47.600 personas situándose en un total de 14.328.600.

En lo relativo a las familias, el número de hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro apenas varía este trimestre y se sitúa en 1.737.900. En cambio, el número de hogares en los que todos sus activos están ocupados desciende en 58.800, hasta 8.521.700. En comparativa anual, los hogares con todos sus activos en paro crecen en 312.700 y los que tienen todos sus activos ocupados disminuyen en 536.700

La Encuesta de Población Activa (EPA) es un estudio estadístico de periodicidad trimestral destinada a conocer la evolución del mercado de trabajo. Su finalidad principal es obtener datos de la fuerza de trabajo y de las diversas categorías que la integran, ocupados, parados, así como inactivos.

Publicidad