Publicidad

Bonos Bankia

Bankia, es otra de las entidades que se mete de lleno en lo que es la emisión de bonos, en este caso Bankia salió a ofrecer el adquirir una serie de bonos por 1.000 millones de euros. Así Bankia le ofrece a los inversores institucionales comprarles los bonos de titulización que fueron emitidos por Bancaja y Caja Madrid cuyo total es un importe de referencia de 1.000 millones de euros.

Esta operación ya se lo ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta oferta de Bankia es sobre los bonos de 17 emisiones, que se reparten en 12 de Bancaja y 5 emisiones de Caja Madrid, son de titulización y cuyo valor pendiente de amortización se ubica en los 9.500 millones de euros.

Bankia sale a realizar esta oferta con la finalidad de aportar liquidez a los poseedores de estos bonos y para optimizar la estructura de pasivo que posee Bankia, para poder cumplir con la nueva regulación de capital que se les exige a las entidades. Han sido elegidas para ser intermediarias en esta operación Bankia, Deutsche Bank, London Branch, JP Morgan Securities y UBS Limited.

Mientras Bankia se reservará el derecho a comprar según las ofertas que llegara a recibir por un número máximo de valores, y hasta el de elegir no comprar título alguno. En cuanto al precio que saldrá a ofrecer  a los diferentes tenedores podrá ser diferente.

Luego de comunicado de forma oficial su oferta, Bankia abre el plazo para que se les envíe las  propuestas de venta de títulos, este plazo estará vigente hasta el próximo 26 de Marzo de este año.

Anteriormente Bankia por sufrir un alta mora, debió salir a emitir bonos convertibles por la exigencia que existe de los bancos en tener un determinado plazo para lograr alcanzar los requisitos de capital de Bruselas. Como le sucede a otros bancos que deben lograr cumplir con las nuevas necesidades de capital, debiendo salir a emitir obligaciones convertibles es decir bonos convertibles.

Bankia si bien en su momento no descartaba una emisión si la precisara, aunque lograría cumplir con la exigencia gracias a la gestión interna del balance, además de lo que pudiera generar por desprenderse de sus carteras no estratégicas, en EE UU y Viena, y a los desapalancamientos.

Tenía una tasa de morosidad por encima del 7,1% a Septiembre de 2011 lo grave para Bankia es que se estimaba que su mora crecerá durante 2012; si bien su ratio se encuentra en números cercanos a los del sector. Mientras que la ratio de mora hipotecaria, llegaba al 4,1% colocándose un poco más allá que la del sector y de la gran banca. Sus activos dudosos de promotores eran del 22%, superando a la media del sector.

Tras conocerse los resultados de los primeros 9 meses de 2011 Bankia trata de reducir su elevada morosidad. Ya durante un trimestre la tasa de activos impagados pasó del 6,35% de Junio a ser del 7,09% de Septiembre, registrando 14.598 millones de euros en créditos impagados.

Una de las medidas que ha tomado en cuanto a la gestión de la morosidad y activos adjudicados un grupo de 900 empleados se encuentran en ello. Otra de las medidas, tiene que ver con el desembolso realizado por Bankia que desembolsó con el objetivo de cubrir su morosidad inyectando unos 603 millones de euros, unos 213 millones de euros son de provisiones específicas. Además ha liberado el fondo de provisiones genéricas por 390 millones de euros.

Los activos inmobiliarios adjudicados y que compró que figuran en balance representan unos 4.891 millones de euros. El 90% pertenecen a viviendas terminadas, el 7% son de viviendas aún en construcción y el 3% a locales anexos a inmuebles. En el global su
cartera registra una tasa de cobertura del 27%.

Bankia requiere de una recapitalización por 1.140 millones de euros ante las nuevas exigencias que parten de Bruselas, tiene una estimación de lograr ganar más de 400 millones de euros durante el actual ejercicio.

En cuanto a beneficios atribuidos a Septiembre, era de 295 millones de euros, siendo sus primeros resultados después que salió a cotizar en Bolsa. Bankia llevará a cabo una nueva política de retribución para directivos y que se encuentra adaptada a la normativa europea respetando las exigencias del Banco de España.

La nueva política de remuneraciones se trata de otorgar una relación equilibrada entre lo fijo y las variables, por ejemplo la retribución variable se asociará con la evolución de Bankia en el mercado y la gestión del riesgo.

Un ejemplo es lo que ocurrirá con los directivos de actividades que logran influir en el perfil de riesgo, en ese caso un 40% de la retribución variable estará diferida a 3 años, y el 50% aunque esté diferida o no, la cobrarán a través de acciones de Bankia.

Publicidad