¿Por qué invertir en una villa en Llucmajor?

Puede que el pueblo Llucmajor no sea el más glamuroso de Mallorca, pero tiene mucho que ofrecer. Sin las habituales multitudes de turistas de verano que pueblan los lugares de vacaciones de la isla, el pueblo tiene un encanto propio y es un lugar ideal para aquellos que prefieren que su entorno sea más auténtico.

Rodeado de campos de almendros y albaricoques, en las llanuras situadas bajo el Puig de Randa, en el centro sur de la isla, el pueblo de Llucmajor es un auténtico pueblo mallorquín. El municipio del mismo nombre incluye otros 16 pueblos, lo que lo convierte en el más grande de la isla.

Tras una larga historia en la agricultura y la artesanía en piedra, hierro y madera, el siglo XX la vio prosperar como meca de la zapatería. En la década de 1950 nació el turismo y, aunque éste se ha convertido en la principal industria de Llucmajor, el pueblo sigue siendo virgen.

Vive una experiencia increíble en Llucmajor

El gran tamaño del pueblo de Llucmajor ofrece muchas y variadas formas de pasar tu tiempo. Si quieres escapar de la ciudad, la ruta de ciclismo y senderismo hasta el monasterio en la cima del Puig de Randa ofrece unas vistas increíbles, incluyendo la Sierra de Tramuntana, el campo de los alrededores y la Bahía de Palma.

Los amantes del golf pueden elegir entre varios centros para practicar este deporte, donde de vez en cuando pueden ver alguna cara conocida. El campo de los alrededores alberga hermosos viñedos, donde la cantidad de sol y la proximidad al mar proporcionan las condiciones perfectas para producir vinos de primera clase.

Para disfrutar del aire fresco y salado, las aguas cristalinas y los acantilados rocosos, existen hermosos lugares para pasar el día en aguas cristalinas. Podrás relajarte, disfrutar de una buena comida y ver los hermosos atardeceres de la zona.

Propiedades en Llucmajor

Al vivir en Llucmajor, te unirás a una comunidad de 10.000 residentes mallorquines, junto con una fuerte residencia internacional, que disfrutan de buenas conexiones de transporte con Palma y el resto de la isla, comodidades durante todo el año y precios inmobiliarios comparativamente más bajos.

En la ciudad de Llucmajor pernocta una hermosa arquitectura, como el edificio del gobierno en la Plaza España, la Iglesia de San Miguel del siglo XVIII y el Claustro de San Buenaventura del siglo XVII.

Las propiedades en venta en Llucmajor se diferencian entre la ciudad y el campo vecino, por lo que hay una gran variedad de estilos disponibles y para todos los presupuestos. En el centro, las casas adosadas y los apartamentos de dos y tres plantas dominan las calles históricas en forma de cuadrícula, donde todavía es posible adquirir una propiedad a un precio asequible.

En los pueblos cercanos a Llucmajor, en las colinas de Randa, se han reformado muchas propiedades históricas con encanto. Antiguas fincas, grandes fincas rurales, así como exclusivas villas en Llucmajor con estilos modernos y contemporáneos con precios no muy caros.

Factor de encanto en Llucmajor

Si buscas un pueblo auténtico en el que vivir la cultura tradicional mallorquina, te será difícil superar lo que ofrece Llucmajor. Su historia como ciudad importante e influyente aún se siente hoy en día, los ecos y restos de la misma aún prevalecen físicamente en algunas partes.

Llucmajor tiene todo lo que necesitas para vivir de forma asequible y accesible durante todo el año, pero lo suficientemente cerca como para escaparte a los paisajes de la isla, al campo y a la espectacular costa.

Los habitantes de esta zona están claramente orgullosos de su larga herencia dentro de la isla, lo que se hace evidente a lo largo del año al reunirse para celebrar los principales eventos de este pueblo tan mallorquín.

Publicidad