Publicidad
Publicidad
Publicidad

Turismo, la economía que si funciona

turismo-espana.jpg

Desde hace un tiempo considerable, España entendió que el turismo es una extraordinaria fuente de riquezas, y no solo cultural, sino económica.

Mientras ciertas zonas del mundo ven peligrar esta actividad por diversos motivos, los cuales se aceleraron después del fatídico 11 de septiembre, España incrementa el número de visitantes.

En 2007, recibió 59,2 millones de turistas extranjeros, un millón más que en 2006, lo que supone un incremento del 1,7% frente a los 58,2 millones del 2006.

Según las cifras publicadas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, los gastos totales realizados por los turistas extranjeros aumentaron un 4,3% hasta noviembre, al situarse en 46.968 millones de euros, con una media de gasto por turista de 865 euros (el 1,4% de crecimiento), a razón de 94 euros diarios (un 4,6% más).

Para comprender la importancia de esta actividad, que a diferencia de otras, reparte mas equitativamente sus beneficios a toda la población; la industria del turismo contribuye no solo a quienes están directamente relacionados con esta actividad, sino a la sociedad en su conjunto.

El aumento en el número de visitantes significa mejoras en infraestructura, transporte, seguridad, y empleo, entre otros sectores.

Los británicos, primeros

Dos países que saben de la recepción de visitantes encabezan el listado de mercados emisores de turistas. Reino Unido y Alemania siguen siendo quienes mas visitantes aportan con 16,3 millones y 10 millones de turistas respectivamente.

Cataluña, la elegida

Cataluña encabeza el ranking de comunidades elegidas, con 15,2 millones de turistas (un crecimiento del 1,6% con respecto al 2006), seguida por Baleares, con 10,2 millones y un 0,7% de aumento. Cierra el podio, Canarias que si bien sufrió un descenso del 1,6%, con 9,4 millones, ocupa el tercer lugar.

En valores relativos fue la Comunidad de Madrid la que más aumentó el número de visitantes, con un crecimiento en 2007 del 11,9% y 4,3 millones de turistas.

Los establecimientos hoteleros o similares recibieron un 64,1% de los visitantes extranjeros, con un crecimiento del 4,5% respecto al año anterior, mientras que los alojamientos no hoteleros descendieron un 2,7%.

 

Un dato interesante, los bajos costes

Mientras las compañías aéreas intentan salir de la crisis, la principal vía de llegada a España fue por aire, con un crecimiento del 4,4% representando el 74,9% de las entradas.

El aumento del tráfico se debió en gran medida a las promociones de las aerolíneas de bajo coste, (33,9%). En segundo lugar, los turistas decidieron hacer su entrada por carretera (22,1%).

Publicidad