Publicidad
Publicidad
Publicidad

Securitización

securitizacion

La titulización, a la que también se la denominada también como securitización, es un proceso mediante el cual un bien o conjunto de ellos se transforman en un título o valor transferible y negociable en un mercado. A través de esto, activos no líquidos se convierten en otros con liquidez inmediata. Una de las definiciones que recae sobre la Securitización es el diseño de una serie de instrumentos financieros que pueden ser bonos de renta fija o variable que se encuentran respaldados por flujos de activos de diferente naturaleza. Que se  logra mejorar cuando se realiza una compra a término del activo desde un Patrimonio Separado que es financiado a partir del bono de oferta pública que es colocado en el mercado.

Lista de activos securitizables por la ley:

  • Letras hipotecarias y mutuos hipotecarios.
  • Contratos de arrendamiento con promesa de compraventa y sus respectivas viviendas.
  • Créditos y derechos sobre flujos de pago emanados de obra pública, de obra de infraestructura de uso público, de bienes nacionales de uso público o de las concesiones de estos bienes u obras.
  • Otros créditos y derechos que consten por escrito y que tengan el carácter de transferibles.
  • Derechos sobre flujos de pago.

Existe como requisito básico para la securitización es que en el acto en que se transfieran los activos (Flujos) a securitizar, éstos no deben estar afectos a embargos, gravámenes o prohibiciones de ningún tipo, como tampoco de medidas judiciales restrictivas del dominio.

Dentro del universo de activos existe una gran cantidad potencialmente titulizables:

  • Contratos de arrendamiento con promesa de compra
  • Créditos y derechos sobre flujos de pagos emanados del uso de obras públicas
  • Derechos emanados de concesiones de infraestructuras
  • Créditos y derechos en general que consten por escrito y que tengan el carácter de transferibles

 

¿Cuáles son las ventajas de este sistema?

  • Da liquidez
  • Sirve como financiación para el emisor
  • Reduce la exposición al riesgo por parte del emisor

Para poder realizar una securitización, su emisor debe endosar el bien no líquido a la empresa administradora, que llevará adelante la gestión. Ésta crea un patrimonio separado, respaldado de la emisión de bonos (valores negociables). Estos bonos son vendidos a inversores que asumen parte o la totalidad del riesgo.

Sujetos participantes de una Titulización:

  • Originador o emisor: poseedor del activo no líquido y que inicia el proceso de titulización.
  • Administrador: empresa que recibe y gestiona los activos titulizados.
  • Vehículo emisor: sociedades que adquieren los activos titulizables y emite de los bonos.
  • Tomador o underwriter: intermediario que adelanta los fondos que necesita el originador y que, una vez emitidos los bonos procurará colocárselos a los inversores finales.
  • Inversores: empresas o particulares que adquieren los bonos.
  • Clasificador de Riesgos: ente que evalúa el riesgo de los bonos a emitir.
  • Depositario: custodia los títulos o valores negociables.

Una buena herramienta de inversión para aquellos que buscan rentabilizar su dinero, y excelente arma de financiación para empresas dadoras de créditos.

Imagen: http://www.santander.cl

Publicidad