Publicidad
Publicidad
Publicidad

Se dispara la pobreza infantil en España

El Observatorio Social de España (OSE) en colaboración con la Universitat Pompeu Fabra ha realizado un estudio denominado “El impacto de la crisis en las familias y en la infancia” y sus conclusiones no pueden ser mas desoladoras.  Según los datos presentados, la pobreza infantil en España se ha disparado un 45% desde el comienzo de la crisis en 2007, abriendo nuevos escenarios de pobreza relacionados con la malnutrición, la escolarización y las dificultades para acceder a la sanidad.

En estos momentos, la tasa de pobreza infantil en España llega al 27,2% de la población, lo que supone que más de 2.226.000 niños y niñas de esta país malviven bajo el umbral de la pobreza.

Estos datos presentados sitúan a España como el país de la Unión Europea en el que los menores están más expuestos a una situación de pobreza severa.  Ademas, esta situación ha empeorado de forma drástica entre los años 2009 y 2012.

Aumenta el riesgo de exclusión social

Según Jorge Calero, Catedrático de Economía Aplicada de la Universitat de Barcelona, el riesgo de exclusión social en España se ha incrementado en los dos últimos años de forma alarmante, pasando de un 16,7% a un 19,8%.  En los hogares con hijos el incremento ha sido todavía mayor, un 26%.

La reducción del consumo de las familias se ha producido, además, en todos los sectores más básicos, y ha ido en aumento desde el inicio de la crisis.  Las familias han reducido el consumo en ropa para adultos, en servicio doméstico, en ocio y en alimentación.

La crisis se ceba en la infancia

Según el último informe realizado por Unicef sobre el impacto de la crisis en la infancia española la crisis está teniendo un impacto brutal sobre la calidad de vida de la infancia en España, consiguiendo porcentajes de pobreza infantil desconocidos desde hace muchos años.

Uno de esos datos es el aumento que se ha producido en el número de niños pobres.  Así, entre los años 2008 y 2010 el número de niños con riesgo de sufrir una situación de extrema pobreza ha aumentado en España en 205.000.  Asimismo, la intensidad de la pobreza también es muy alta y creciente entre la infancia y la adolescencia española.  El porcentaje de menores de 18 años que viven en hogares con un nivel de ingresos por debajo del 40% de la media era en España del 13,4% en 2010, y en este momento ese porcentaje ya ha aumentado en más de cuatro puntos porcentuales desde el año 2008.  Esta es la cifra más alta de todos los países de la Comunidad Europea de los 15, y sitúa a España solo por detrás de Bulgaria y Rumanía en la Europa de los 27.

En cuanto al número de hogares con niños y niñas menores de 18 años que no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos ha pasado entre los años 2008 al 2010 del 28% al 37%.

Simplemente desolador!!!!

Publicidad