Publicidad
Publicidad
Publicidad

Reforma sanitaria

La reforma laboral pierde espacio de cobertura mediática ante la llegada de la no menos polémica reforma sanitaria, que propone aspectos como que los usuarios de la sanidad pública deban pagar un porcentaje de las prótesis y productos dietéticos, así se lo puede ver en el comunicado oficial del Boletín Oficial del Estado (BOE) sobre la reforma sanitaria. Aunque si bien el copago ya de por si existía lo que hace es elevarlo los porcentajes y modificar ciertos aspectos además de que los pensionados deben de hacerse cargo en un porcentaje.

Esta reforma sanitaria trae el injusto para muchoscopago farmacéutico“, que regirá según la renta además de parte de los servicios. Esto hace que los usuarios paguen una parte de sus prótesis, y también el coste de los productos dietéticos y hasta del transporte sanitario no urgente.

En lo que le toca asumir a las Comunidades Autónomas tendrán que imponer el copago farmacéutico previamente al 30 de Junio de 2012. Mientras que los usuarios de la Sanidad pública deberán correr con los costes en un porcentaje de las prótesis, productos dietéticos y si como dijimos el transporte sanitario no urgente, como lo estipula el Real Decreto-Ley de medidas urgentes que como finalidad es la de poder garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.

Así el porcentaje a pagar por el usuario quedará bajo similares normas encargadas de regular la actual prestación farmacéutica, para lo que se usará para el cálculo el precio final del producto adquirido por lo que no se aplicará limite de cuantía al pago. Queda fijado que esas prestaciones como son: ortoprotésica, productos dietéticos y transporte sanitario no urgente, las que son dadas ambulatoriamente, quedan en cartera común suplementaria que figura en el Sistema Nacional de Salud.

Otro de los objetivos es la de mejorar la calidad y seguridad de las prestaciones, ya que de ahora en mas dicha norma estima a los productos y actividades bajo la consideración de “servicios accesorios” que están ligados a la aportación del usuario.

Otra novedad se trata del cambio sobre la norma del artículo sobre el desarrollo de los servicios comunes, no se incluirán:
Las técnicas
Tecnologías
Procedimientos:

Que no cuenten probadamente respecto a su contribución eficaz ante la prevención, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y curación de enfermedades, conservación o mejora sobre la esperanza de vida, autonomía y eliminación o disminución del dolor y el sufrimiento. De forma que el decreto impulsa que las Comunidades Autónomas comiencen a aplicarles el copago farmacéutico según la renta cuanto antes ya que el plazo es hasta el 30 de Junio de 2012. Por lo que todos los que posean una renta que sea similar o más de los 100.000€ desde ahora correrán con el 60% del precio de los medicamentos.

Mientras que el porcentaje puede bajar al 50% cuando la renta sea de entre los 18.000€ y 100.000€; y al 40% para los que registren ingresos por debajo de los 18.000€.

Esto se completa con la no financiación pública de medicamentos catalogados como obsoletos; y el plan que impulsa los medicamentos genéricos, junto a los nuevos precios de referencia también se dará un ajuste en los envases de acuerdo a lo que duren los tratamientos, con todas estas medidas que conforman la reforma sanitaria se lograría un ahorro de hasta 3.500 millones de euros, ya que serán 7.000 millones de euros los que se reducirán en el sector.

Turismo Sanitario:

Respecto a esto se lanzará un plan de lucha contra el turismo sanitario y el mal uso de uso de la sanidad en que incurren los turistas extranjeros que son aquellos que no son residentes, se podrán ahorrar 1.500 millones de euros adicionales.

Dentro del plan abarca el de modificar la Ley de Extranjería además de amoldar a la directiva europea en lo que es el derecho de los ciudadanos de la Unión Europea junto a los miembros de su familia sobre lo que se refiere a la residencia y lo de circular libremente en todo los Estados miembros de la UE.

Plataforma de Compras Centralizada:

Se buscará ahorrar entre unos 1.000 y 1.500 millones de euros a partir de una Plataforma de Compras Centralizada que permita a las Comunidades Autónomas realizar compras grupales de medicamentos hospitalarios y tecnología médica.

Imagen: http://cscoia.es/

Publicidad