Publicidad
Publicidad
Publicidad

Reclamar compañía telefónica, eléctrica o entidad bancaria

Tres han sido los sectores que mayor quejas han recibido en el último año, por parte de los consumidores, y ante las que ni el Gobierno, ni las autoridades autonómicas competentes, no han hecho prácticamente nada. Las telecomunicaciones encabezan la lista, seguidas de las dirigidas a las entidades bancarias y compañías de electricidad, según la organización de consumidores FACUA. Por ello, muchos consumidores se ven indefensos ante los abusos y fraudes sufridos, y se hace cada vez más fundamental, conocer cuáles son nuestros derechos y como reclamar en caso de sufrir una vulneración de los mismos.

Durante 2012, las irregulares en estos tres sectores se han sucedido, provocando cada vez más las reclamaciones de usuarios y consumidores descontentos por servicios, o precios cobrados por los mismos.

Reclamaciones a compañías de telefonía e internet

Estas son las que más han aumentado durante el pasado año con un 35,1% de las denuncias. Son los incumplimientos de sus ofertas, facturación después de que los usuarios hubiesen solicitado la baja, cobro de llamadas no realizadas o alta en servicios no solicitados, están entre los principales motivos de las denuncias, según Facua.

Reclamaciones a entidades financieras

Ocupan el segundo puesto en número de reclamaciones con un total de 16,5% de las denuncias. Son las comisiones cobradas y la aplicación de cláusulas abusivas a la hora de contratar hipotecas o créditos, las que mayor número de denuncias acumulan, según Facua. Si quieres saber que comisiones puedes evitar, te recomendamos: Cómo evitar que nuestro banco nos cobre comisiones en 2013.

Reclamaciones de electricidad y gas

El número de denuncias de los usuarios dirigidas a las suministradoras, alcanzaron el 8,9%, y el mayor número de ellas, iban dirigidas a la falta de lectura de contadores, facturas desproporcionadas y ofertas comerciales engañosas, según Facua.

Cómo reclamar

El primer paso a seguir, es ponerse en contacto con la compañía telefónica, eléctrica o entidad bancaria, para intentar buscar una solución, pues en algunos casos aceptan el error y lo subsanan.  Sí no aceptan el error, deberás dirigirte a la empresa por escrito que deje constancia de tu reclamación y enviarla mediante carta certificada o burofax, en el menor tiempo posible desde que aprecias la vulneración de tu derecho como consumidor.

De no ser así, es recomendable ponerse en contacto con asociaciones de consumidores y usuarios, que te asesoren y defiendan tus derechos como consumidor, tales como Facua y la OCU, en los que también podrás encontrar modelos para realizar tus reclamaciones.

Igualmente, debes dirigirte al organismo competente para dirimir este tipo de conflictos.

– Reclamaciones a compañías de teléfono e Internet:  Ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones o a la Oficina de Atención al consumidor de tu zona.

Reclamaciones a entidades bancarias:

  • Las referentes a depósitos, préstamos e hipotecas en el Banco de España.
  • Las relacionadas con fondos de inversión, operativa de mercado y oferta pública de venta, ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
  • Las relativas a contratos de seguros y planes de pensiones, ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

 

Reclamaciones a compañías de electricidad y gas, ante la oficina de información de consumidores de tu comunidad autónoma, o en la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

En última instancia, y cuando los intentos anteriores no hayan resuelto tu reclamación, siempre queda abierta la vía judicial, pero teniendo en cuenta, que esta no es gratuita.

Puede ocurrir también, que a la hora de comprar un producto, este sea defectuosos o no cumpla las condiciones de seguridad necesarias, por eso te recomendamos el siguiente artículo, en el que te informarás de lo que debes hacer: Cómo reclamar por un producto defectuoso.

Publicidad