Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rating Portugal

La agencia de calificación Fitch ha decidido mantenerle la calificación del rating a Portugal aunque bajo perspectiva negativa, por lo que lo que cambia es la perspectiva y no toca la nota de la deuda soberana de Portugal (BB+), igualmente no es nada buena ya que en este escalón  de “bono basura”, lo que es la peor que se puede tener. Según Fitch esto se debe a que ha notsdo ciertos avances a partir del programa de ajustes financieros del Gobierno de Portugal que le toca vigilar a la UE y al Fondo Monetario Internacional (FMI). Portugal ya ha sufrido otra rebaja en su rating, de la agencia calificadora Fitch que rebajó la nota hasta ubicarla en bono basura. Por lo que el periodo de calma de las agencias de rating ha acabado y empiezan a dar dolores de cabeza otra vez con lo que ello conlleva el tener notas como esta.

Recordemos que Portugal hoy vive bajo esta vigilancia debido a que debió pedir su rescate financiero por 78.000 millones de euros. Aún con este avance en su informe Fitch resalta varios pasos políticos y de “riesgos macroeconómicos” justificando la perspectiva negativaen la que dejó la nota.

No solo Fitch también las demás agencias de calificación mantienen en bono basura la nota de Portugal.  Por la parte positiva está una mejora de la balanza de pagos y de la competitividad. Aunque inmeditamente alerta sobre la contracción de la demanda local y que subirá el aumento del desempleo más a causa de la devaluación del gobierno portugués que según el objetivo es el devolver a la competitividad de Portugal. Alo que hay que agregarle que si empeora la crisis de España que es el principal socio comercial de Portugal, seguramente lo afectará. Mientras Portugal debe seguir aplicando ajustes financieros. Otro frente a atender es el cansancio social y político en cuanto a las medidas de austeridad del Gobierno.

Así a esta altura pero de 2011, Fitch decidió rebajarle la solvencia a Portugal a bono basura. Fitch creía por entonces que Portugal se trataba de una inversión especulativa, por lo que lo ubicó en bono basura, esto hace que el rating pase de (BBB-) a (BB+). Tras conocerse esta rebaja del rating, las consecuencias fueron que las ventas de deuda de Portugal por ejemplo el bono a 10 años subiera  más de 0,7 puntos, logrando superar el 12% de rentabilidad.

Lo que pocos o nadie entendía es que Fitch le rebajara el rating a Portugal a bono basura y a la vez hable de la importante actitud y esfuerzos del Gobierno luso en cuanto a la disciplina fiscal y el camino hacia reducir sus compromisos de déficit, en especial cuando señala que para 2011 logrará dicho objetivo llegando al 5,9%, desde el Gobierno se deben preguntar entocés que……! ¿estamos o no estamos haciendo las cosas bien?.

Pese al esfuerzo llevado a cabo por el Gobierno de Portugal en materia de medidas para reducir su déficit y demás números rojos, no ha hecho que el rating de Portugal sufriera una rebaja anteriormente de parte de la calificadora Moody´s y que tras la rebaja de Fitch se esperaba que las otras agencias hicieran lo mismo. De esta forma la agencia de calificación Moody’s le redujo la nota de la deuda a Portugal rebajándola a dos niveles, motivada esta decisión por la alta incertidumbre sobre la economía portuguesa.

Las fuertes medidas económicas tomadas por el Gobierno no surtieron efecto en los malos datos a mejorar. Por lo que llevó a Moody´s a revaluar a la baja la calificación de la nota de Portugal, la nota de la deuda soberana, mostrando a los bonos de Portugal en franca negativa, pasando de la anterior A1 a A3.

Además de esta nota negativa de por sí, existe una demasiado limitada posibilidad de que Portugal muestre tasas positivas de crecimiento lo que acrecienta los riesgos, además de alejarse del acceso a financiación. Otro de los problemas por venir en el medio plazo se dará en el mercado laboral que espera por la aplicación de una serie de reformas estructurales que ayuden a afrontar el desempleo.

A todo esto Portugal tiene sobre sus espaldas la fuerte presión en los mercados de deuda, pagando intereses más altos respecto a los últimos años, lo que hace que corra de atrás la oportunidad de cumplir con su programa de financiación aunque está a la espera de asistencia del Fondo Europeo de Estabilización Financiera que ve como una luz de esperanza.

Imagen: es.dreamstime

Publicidad
Comments are closed.