Publicidad
Publicidad
Publicidad

Plan Uno BBVA

bbva

Ante la actual situación del empeoramiento de la crisis y previendo que algunos clientes de otras entidades o los propios puedan decidir salirse, el BBVA ha lanzado un plan que pretende retener a sus clientes en lo que a España corresponde. Dicho producto se denomina “Plan Uno del BBVA”, que tiene tres objetivos a 3 años:

Uno de ellos es el de aumentar el grado de vinculación de más de 1 millón de clientes actuales; captando 500.000 nuevos, además de que 1 de cada 3 productos los contraten mediante diferentes canales a la de la sucursal.

Además de, el de elevar la cuota de mercado en todos los negocios minoristas, sin concretar porcentajes. Desde el propio BBVA señalan que lo que buscan principalmente es captar el negocio que sus clientes tienen en otras entidades financieras, y poder vincularlos más tratando de que estos se desvinculen de esas entidades que hoy son competencia aunque han desmentido que sea para frenar las fugas de clientes.

El Plan Uno se basa en reclasificar a la clientela del BBVA en España a partir de su transaccionalidad y su grado de vinculación con el banco. La reclasificación les posibilita a los directores de sucursal y gestores comerciales del BBVA una gestión personalizada.

También pondrá en marcha una renovación de cajeros automáticos, pudiendo ahorrar en las operaciones hasta un 30% menos de tiempo; desarrollo de la operativa mediante el teléfono móvil, así como una Web mucho más operativa y personalizable por cada cliente. Con una única oferta comercial, más allá del canal que utilicen.

Lo que permitiría el Plan Uno, es el de duplicar el crecimiento registrado durante los últimos 3 años en clientes, entre el 9% y el 10% de clientes del BBVA dejan de pertenecer al banco, si bien dicho porcentaje de fuga está en la media del sector. Aunque un buen dato es que el 22% de nuevas hipotecas del BBVA provienen de otras entidades.

Con este plan BBVA también se apunta a atraer a clientes que queden sueltos ante el cierre de oficinas por la reestructuración del sistema financiero, como el de las cajas de ahorro, cuyos clientes presentan un alto grado de cambio de entidad tras una fusión y les pasa a un 80% de las cajas con posibilidades de fusionarse. Además de la demanda de crédito, por parte de empresas, que se muestran insatisfechas por su entidades.

El BBVA actualmente se encuentra en la segunda ubicación en España entre particulares, teniendo una cuota de mercado del 10,2%, y en negocios, el 10,4%. Justamente en este segmento es a dónde apuntan con el Plan Uno, ofreciendo planes de captación de clientes para cada una de las 7 divisiones territoriales.

En los demás segmentos se ubica: en banca privada (12%), pymes (14,4%), empresas (21%), instituciones (13%) y corporaciones (43%). Dónde también pretenden ganar cuota de mercado en cada área.

Tras aplicar este plan y conforme vaya funcionando, lo implantaran en otros países como México, este es el segundo mercado más importante para el BBVA.

Publicidad
Comments are closed.