Publicidad
Publicidad
Publicidad

Plan General de Control Tributario 2011

Hacienda ha puesto en marcha el Plan General de Control Tributario 2011 en su objetivo por el tratamiento de las pérdidas derivadas de la crisis global. Es así que la Agencia Tributaria -a la que pueden acceder pinchando aquí-pretende iniciar una lucha en medio de la crisis económica y que se la utilice como base para reducir las bases imponibles en los diferentes sectores.

En especial hará hincapié en las grandes multinacionales ya que ha encontrado que suelen utilizar y abusar de los precios de transferencia –es decir los intercambios comerciales entre las diversas empresas de un mismo grupo multinacional- para sus reestructuraciones empresariales, así como para la valoración de intangibles y/o  tratamiento de pérdidas por la crisis económica.

Recientemente este Plan General de Control Tributario de 2011 ha sido aprobado por el Ministerio de Economía y puede consultarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE)pueden leerlo detalladamente pinchando aquí-. Básicamente busca fijar que los precios de transferencias sean de especial atención por los inspectores que lleven a cabo la tarea.

Por lo que Hacienda desea evitar es que las empresas, que cuenten con matrices en otros países, adopten como estrategia operaciones entre compañías que pertenezcan a un mismo grupo buscando reducir la base imponible. El Plan Tributario no dejará de lado a la economía sumergida.

Por otro lado el colectivo de trabajadores autónomos para ello trabajarán conjuntamente la inspección fiscal y la inspección laboral buscando detectar a falsos trabajadores autónomos, entre estos se suelen encontrar asalariados que tributan como profesionales y falsos desempleados-como si faltaran parados-estos son aquellos trabajadores que perciben renta salarial y a la vez cobran prestaciones de paro-. Otros autónomos que serán inspeccionados, serán los autónomos que tributan en módulos.

También serán inspeccionados son los que se denominan moduleros estos corresponden a pequeños empresarios que tributan en el IRPF basados en variables que pueden ir del consumo de luz a la contratación en su plantilla.

Además de revisar a contribuyentes en módulos que emiten facturas falsas generando que otros empresarios eviten pagar lo que realmente deberían por impuestos generando fraude.

Tampoco escaparán los contribuyentes que se presume de riqueza pero que en su declaración figuran ingresos bajos que no se corresponden.

Fuente: Cincodias

Imagen: leal-asociados

Publicidad
Comments are closed.