Publicidad
Publicidad
Publicidad

Plan de contingencia para evitar contagio a Italia y España

Si el reciente acuerdo había presentado una luz de esperanza y calma en los mercados y bolsas, parece que no quieren confiarse y por ello el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y bancos centrales de la eurozona están elaborando lo que se empieza a conocer como Plan de Contingencia que sería un escudo que pueda prevenir un posible contagio de la crisis de deuda de Grecia en especial sobre Italia y España.


Este futuro plan de contingencia actuaría como una red de seguridad solo para Italia y España que algunos piensan que son demasiado grandes para caer o ser rescatados, pero no por ello podrían estar a salvo todo lo contrario, este actuaría solo si se llegara a recrudecer la actual crisis de deuda y el último acuerdo global en Bruselas no funcionara.

Uno de los primeros detalles que se conocen es que esta red de seguridad podría necesitar un aumento de capital; algunas señales pudieron verse en Italia tras la última de las tres subastas de su deuda en la que los bonos del tipo BTP a 10 años y que conllevan un interés fijo llegaban a un récord contando a partir de la creación del euro en cuanto a su tasa de rentabilidad, que llegó al 6,06 %.

Si bien el Tesoro italiano consiguió financiación por 7.930 millones de euros, dónde se subastaron bonos a 3 y 7 años, lo que la demanda no fue la esperada, trajo como consecuencia que una fuerte caída de la Bolsa de Milán.

Actualmente España e Italia y tras la oveja negra de la eurozona Grecia, son los Estados que requerirán de mayor capital en la recapitalización de sus respectivos sistemas bancarios al existir exigencias que parten de Bruselas y que deben cumplir con el plazo fijado por la UE y que deben lograrse antes de Junio de 2012, y comunicado por la Autoridad Bancaria Europea (ABE).

La banca española necesitará, un total de 26.161 millones de euros, y el sistema bancario de Italia precisará para recapitalizarse, un monto total de 14.771 millones de euros.

Por lo pronto desde el actual Gobierno de Italia del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, llevará a cabo una serie de reformas económicas que le permitiría garantizar la estabilidad financiera de Italia que hoy se presenta tambaleante.

Entre las reformas de las más polémicas por lo que implica se trata de las pensiones, elevando la edad de jubilación a los 67 años.

Dicho plan es algo así como un “plan B” el que debería estar preparado en todo aspecto para activarse inmediatamente si surgieran probables peligros de que se produjera un más que posible efecto contagio hacia España e Italia que son la tercera y cuarta economías de la zona euro, y con ello además se evitaría que se propague por todo el sistema financiero no solo europeo sino a otros continentes.

Uno de los países que impulsa este sistema de seguridad es Alemania, que desea que exista un sistema de seguridad ante cualquier eventualidad sin tener que actuar de apuro y evitar una crisis en el mundo.

Imagen: agoraproyectos

Publicidad