Publicidad

Noticias BMN

Banco Mare Nostrum se encuentra tranquilo y sin prisa por salir a bolsa. Así, la banca resultante de Caja Murcia, Caja Granada, Caja Penedés y Sa Nostra ultima la entrada de capital privado y ya posee los inversores necesarios para cotizar en el parqué. Pese a esto, Mare Nostrum prefiere esperar dado el difícil momento de los mercados.

De la captación de inversores privados dependerá la fecha definitiva de salida a bolsa, siendo el plazo máximo dado por el Banco de España marzo de 2012. Así, podremos determinar el precio de las acciones, aunque al parecer en este mes de julio se podría llegar a conocer.

La dirección de BNM insiste en que el “ritmo es el adecuado y vamos a cumplir todo a tiempo, algunos objetivos mucho antes de lo previsto”.

Asimismo, en su folleto continuado recuerda al regulador que la primera opción para capitalizarse pasa por captar inversores privados, lo que dejaría una salida a Bolsa para más adelante, posiblemente hasta marzo de 2012.

En este sentido, Banco Mare Nostrum se encuentra trabajando también en una ampliación que supondría el 20% de su capital final. De esta iniciativa dependerá las fechas de una posible salida a Bolsa.

En su folleto continuado, la entidad financiera detalla una exposición de 2.218 millones de euros al sector inmobiliario. Esta cifra, asegura BMN, es el resultado de un saneamiento de 802 millones llevado a cabo en los últimos meses. De la cifra total, 1.577 millones proceden de financiación a promotores.

Publicidad