Publicidad
Publicidad
Publicidad

Negociar su salario durante la crisis

aumento-salario

Probablemente usted está trabajando más que nunca para aferrarse a su trabajo y recibe menos retribución financiera de la que debiera. Hasta a veces sientes suerte de tener un trabajo. Sigue leyendo para saber por qué es necesario negociar un aumento salarial en una economía en crisis y cómo hacer para tener éxito.

¿Por qué pedir ahora?

Su miedo no es irracional. En esta economía, es difícil predecir si su jefe será financieramente capaz de concederle más paga.  Pero se puede garantizar que su jefe va a tener más respeto por usted si pide un aumento. Es a este respecto que va a diferenciarte de tus colegas cuando es el momento de los despidos y promociones.

El arte de preguntar

En una economía en crisis, es muy importante recordar que su jefe está bajo tensión. Abordar ésta entrando a la discusión salarial con una frase como: “me doy cuenta de que la compañía está en apuros económicos, pero hay un montón de cosas en las que hemos logrado aumentar nuestra rentabilidad. Me gustaría que se tome un segundo vistazo a mi compensación salarial”.

Confianza

No importa dónde, cómo o cuando se negocie su aumento, lo más importante a tener en su arsenal es la confianza. Realizando un amplio trabajo de preparación antes de entrar en la conversación de sueldos. La creación de una lista basada en hechos, datos cuantificables para ilustrar sus logros. Asegúrese de indicar el impacto financiero de cada tema, en la empresa.  

Al empezar a negociar

Depende de las circunstancias, pero se acostumbra a pedir un aumento de sueldo cada 12 a 18 meses. Si usted recibió un aumento que es demasiado bajo, no está demás pedir a su jefe si puede tener otro debate en 4 o 6 meses.

El mejor momento para acercarse a su jefe es después de haber completado una gran victoria para la empresa.

¿Qué esperar?

Cuando usted va a pedir un aumento, tiene que estar preparado para el rechazo. ¡Prepárate para frases como “No nos podemos permitir” o “Nadie más ha conseguido un aumento de sueldo, de modo que ¿para qué?”

“No” es una luz verde

Tome un rechazo inicial, como una invitación a seguir diferentes vías de la negociación. Beneficios para la salud, reembolso de matrícula, trabajar desde su casa, son buenas maneras para que su empleador de indemnizar si no pueden darse el lujo de dar un aumento.

Fuente: Mint

Publicidad
Comments are closed.