Publicidad
Publicidad
Publicidad

Las tarjetas de débito contra el crédito y el cash

Los españoles preferimos cada vez más pagar nuestras compras con tarjetas de débito frente al uso del dinero en metálico o las tarjetas de crédito. En concreto, siete de cada diez españoles, afirma utilizarlas en su día a día. Pero, ¿Por qué tarjetas de débito?, ¿En qué compras solemos utilizarlas con más frecuencia?, ¿Quiénes son los más proclives a su uso?, ¿Qué ventajas tiene el uso del dinero de plástico frente al metálico?

Cada español suele tener de media dos tarjetas y la modalidad más empleada es la de débito, que desbanca el uso de las de crédito como consecuencia de la crisis.  Y es que el momento económico, obliga a que tengamos que planificar nuestros gastos y nos de miedo endeudarnos.  La mentalidad ha cambiado y ahora sólo queremos gastar lo que tenemos y que nos imputen el gasto en el momento que lo realizamos. De ahí, que el uso de la tarjeta de crédito no nos convenza demasiado y aumente la demanda de las tarjetas de débito. Nos ha quedado claro que el crédito es eso y que hay que devolverlo.

De media cada familia suele pagar unos 250 euros al mes con ellas, y aunque el 80% de su uso se hace en cajeros automáticos, lo cierto es que cada vez más empiezan a emplearse en los comercios. También destaca, como mientras antes la empleábamos únicamente para realizar compras de grandes importes, ahora cada vez más las utilizamos para importes pequeños.

Las compras on-line también han impulsado su éxito. Sabemos que podemos ahorrarnos tiempo y dinero y comparar los precios de distintos productos, si compramos por Internet y para ello, la tarjeta es el medio de pago por excelencia.  Las personas que compran  on -line aumentan progresivamente, y sobre todo, si se trata de contratar viajes,comprar regalos, flores y comestibles o pagar el combustible. Aunque si bien es cierto, algunos siguen teniendo reticencias por la desconfianza que les genera dar los datos de su tarjeta a través del ordenador.

Recomendaciones para un uso eficiente y seguro de las tarjetas

  • Utilice siempre servidores seguros cuando realice sus compras a través de Internet.
  • Fije un limite máximo a su tarjeta, lo agradecerá en caso de robo o extravío.
  • Reserve dinero en su tarjeta para posibles imprevistos, es una de las ventajas que nos ofrecen las tarjetas.
  • No tiene porque usar una única forma de pago.  Utilice el medio más adecuado en cada momento, cash o tarjeta.
  • A la hora de contratar una tarjeta, tenga en cuenta las comisiones que debe pagar por su mantenimiento, así como por el uso de cajeros que no sean de su entidad bancaria.
  • Memorice el código secreto, nunca lo lleve encima.
  • Saber de antemano qué hacer y dónde llamar en caso de robo y extravío de nuestra tarjeta.  Si sucede, debe llamar inmediatamente a su banco para que anule la tarjeta y nadie pueda utilizarla.
  • Elija la tarjeta que mejor se adapte a sus necesidades.  Debe saber que las tarjetas de crédito le permitirán una línea de crédito, mientras que con las de débito sólo podrá realizar el gasto si tiene dinero disponible en su cuenta corriente.

Publicidad