Publicidad

La estanflación la próxima estación

Parece que la estanflación será la próxima estación que toque y la está llamando los datos del PIB, el estancamiento de la economía y la creciente inflación , así espera que suceda algunos analistas al ver los datos de inflación que ofreció el INE.

Era esperado que se diera un estancamiento de la economía durante el tercer trimestre del año acompañado de una caída de la actividad durante el cuarto trimestre, así y todo el IPC no lograría quedarse quieto, viendo que los precios han aumentado en tasa interanual hasta en un 3% durante Octubre, es decir una décima menos del dato de Septiembre.

Ya se contabiliza la quinta caída del IPC interanual contando los últimos 6 meses o dos trimestres, aunque si se dio una variación mensual al haber subido en una décima el 0,8%.

La Llegada de la Estanflación:

Es por todo ello y más que se espera que llegue una estanflación, es decir en los próximos meses de verá un fuerte estancamiento de la actividad y a la vez una subida de precios, y caída mayor del empleo -inflación con estancamiento-. Si la recesión trae incertidumbre, la estanflación no lo es menos ya que para nadie significa ganancias.

También preocupa que la economía española no sea lo suficientemente fuerte y en especial en estos próximos meses cuando su crecimiento es inferior a la media de Europa, en especial su nivel de inflación que es superior a la de cualquier Estado miembro.

Otro motivo que preocupa son los costes laborales en España que vienen subiendo pero debajo de la inflación diferenciándose para mal de los demás países. No es el primer dato que refleja que España recibirá la visita de la recesión o la estanflación.

El peor indicador es el sostenido nivel de pérdida del poder adquisitivo de los consumidores españoles, y esta es una de las patas en la que se apoya la recesión y otras visitas desagradables con nombres de virus económicos.

Entre las previsiones, una de las más importantes provienen de Merrill Lynch y BBVA, que indican que hasta el mes de Marzo de 2012, la economía española seguirá contrayéndose, y ni siquiera la aliviará conocer el nuevo Gobierno español.

Además del conocido dato del IPC que dice que el índice fue del 3% del pasado mes de Octubre tirado por la subida de precios en las bebidas alcohólicas y tabaco; mientras que el vestido y el calzado lanzaron hacia arriba la tasa mensual tras el fin de la temporada de rebajas que hacen que estos no suban. A todo esto, la inflación subyacente, por la que no se cuenta la cesta de la compra, el petróleo y productos frescos, durante Octubre subió en un 1,7%.

Tomando en cuenta el precio y evolución del barril de Brent que actualmente se encuentra en los 112 dólares, esto es un 30% más caro comparado con 1 año atrás, si llegará a subir fuertemente los precios de los carburantes implicaría a la economía española en un escenario de estanflación.

Lo que tiraría por la borda toda previsión mínima de crecimiento, como la que posee el Gobierno que estima que la economía a pesar de todo logre crecer un 1,3% en 2011 y un 2,3% en 2012.

Publicidad