Publicidad

Invertir en oro

La expresión “tan bueno como el oro”, sugiere que el oro es un seguro cuando se trata de inversiones. Pero, mientras que el oro y otras materias primas siguen siendo una opción de inversión sólida, cuando se trata de invertir no existe una cosa segura. El truco para invertir en oro es saber la diferencia entre el oro físico y el resto de activos que también permiten tomar posiciones en este metal precioso.

Por estos meses de 2012 al parecer por algunos datos las inversiones en el oro se ubica en mínimos si se toma el año  2008.  Le han sacado el cetro al menos por ahora las inversiones en Bolsas en acciones del sector bancario. Así puede verse que en la lista de activos con mayor riesgo se ve como está dejando de brillar el oro.

Y si no basta ver  el precio de la onza que registró un retroceso al llegar a un mínimo intradía en (1.546 dólares), lo que representa el menor nivel contando desde el 29 de Diciembre de 2011. Conclusión el oro podría leerse como una inversión no rentable en los últimos 12 años.

No solo eso su no que su cotización se ubica en un 13,8% de sus máximos en 2012 tomando el 28 de Febrero cuando marcó (1.792,7 dólares) en intradía, por otro lados e ubica  un 19,5% debajo de su cifra de máximos históricos, los (1.920 dólares) tomando el 6 de Septiembre de 2011.

Así y todo el oro es el metal precioso por excelencia y un activo al que todos se vuelven, especialmente en tiempos de crisis como la actual. Se trata del activo refugio por excelencia y uno de los pocos que siempre tendrá salida en el mercado, a mejor o peor precio. Sólo hay que ver la forma en la que proliferan los negocios de compra de oro durante cuando la economía flaquea. Pero esto no quiere decir ni mucho menos que el precio del oro no pueda caer y antes de lanzarse a comprar oro conviene tener claras algunas nociones básicas sobre como funciona su mercado.

El valor del oro:

Se podría pensar que es la ley de la oferta y la demanda la que establece el precio del oro, pero la realidad es algo más compleja. Para empezar, debemos tener en cuenta que el oro es, junto con el petróleo, una de las materias primas y commodities por excelencia. Además, por su condición de valor refugio hace que tenga una especial relación con los ciclos económicos y el flujo del dinero, como explica Javier Alfayate en su libro La Bolsa Evidente. De forma resumida, el oro está íntimamente ligado a la cotización del dólar de forma que cuando el billete verde sufre, el oro sube y viceversa. Del mismo modo, también está correlacionado con la inflación de forma que el incremento del dinero en circulación es un precedente del aumento en la cotización del oro con una diferencia entre uno y otro de entre 6 y 9 meses.

Lo que ya resulta algo más complicado es la forma en la que se fija el precio del oro, ya que cotiza en diferentes mercados, siendo Londres el de mayor relevancia.

El oro como valor refugio:

Siempre se ha dicho que el oro actúa como refugio, pero esto sólo quiere decir que en momentos de crisis, los inversores desvían su capital hacia este activo. En realidad existen diferentes formas de acercarse a la inversión en oro en función del perfil de inversor y los objetivos que nos marquemos.

Por un lado está la posibilidad de especular con el precio del oro como lo haríamos con cualquier otra materia prima, acción o activo financiero. Aunque en realidad cualquier inversión es al mismo tiempo una especulación, en este caso nos referimos a quienes compran y venden oro con más frecuencia, es decir, a verdaderos traders. Para actuar así hay que tener en cuenta que el oro, históricamente hablando, es muy volátil y tiene movimientos erráticos en su precio de contado. Tratar de adivinar los movimientos a corto plazo de los precios es muy complicado.

Otra forma de acercarse al oro es tratarlo como un seguroLo hermoso del oro es que es muy difícil manipular su precio, sobre todo en el tiempo. El oro mantendrá su valor a través de una amplia gama de escenarios económicos y esa es una razón por lo cual es tan atractivo durante una recesión económica. Así que, ¿cuáles son los riesgos?

El principal riesgo para nuestras finanzas personales es la pérdida de poder adquisitivo cuando por ejemplo un Gobierno opta por devaluar su moneda.  El resultado habitual es la inflación y su efecto en nuestro dinero en efectivo es que este vale menos. ¿Cómo puede protegerse contra este riesgo? Necesita un seguro. La liquidación de todos sus activos y la compra de oro, sería un poco exagerado. En su lugar, asegurar sus activos y su poder adquisitivo mediante la asignación de un porcentaje de ellos a metales preciosos, es una mejor idea. Los expertos recomiendan la asignación de 10%-30% de sus activos a este tipo de materias primas.

Como invertir en oro:

Una vez analizadas las formas de enfocar la inversión en oro llega el momento de ver las diferentes opciones para comprar oro. Y es que hay más de una y de dos fórmulas de llegar al metal precioso.

  • Oro físico: como su propio nombre indica, consiste en comprar el oro físicamente y para ello existen dos vías: comprar lingotes o comprar monedas. Existen diferentes tipos de lingotes y monedas que varían en función de la pureza del oro, pero con un tamaño asequible como para guardarse en casa. El problema para muchas personas estriba en dónde guardarlo y el riesgo de robo.
  • Certificados de depósitos: se trata de otra vía de invertir en oro físico, con la diferencia de que en este caso no sería necesario tener el metal materialmente en casa o en una caja de seguridad. En su defecto lo que se tiene es un papel que certifica que se posee ese oro, lo que rebaja considerablemente los costes de mantenimiento del metal.
  • Futuros sobre el Oro: esta alternativa supone negociar directamente en el mercado CBOT con futuros sobre el oro.
  • Fondos de inversión: se puede invertir en oro a través de fondos de inversión y también a través de fondos cotizados. En este caso no se compra el oro físico, sino que se se compran fondos gestionados por experto y que invierten en el metal a través de los diferentes futuros sobre el oro e incluso en acciones de compañías mineras, además de cubrirse habitualmente comprando otros metales preciosos. Se trata de una buena alternativa para quienes quieren posicionarse en el oro pero no desean compran oro físico ni tienen conocimientos para operar en el mercado abierto.
  • Acciones: en realidad no existe ninguna acción sobre el oro. Esta alternativa consiste en invertir en acciones de compañías mineras y que trabajan en el sector del oro como fórmula para estar presente en el mismo aprovechando la correlación entre el precio del oro y el de las compañías mineras. En cierto sentido, esta inversión es parecida a la de los ETF y de ahí que surja la duda de con cual quedarse.

Por último, conviene recordar que el Oro de Inversión está exento de pagar el IVA, aunque esta opción se restringe al oro físico.

Publicidad

One response to “Invertir en oro

Comments are closed.