Publicidad
Publicidad
Publicidad

Inflación Reino Unido

Cuando no es la recesión es la inflación pero los Estados miembros de la zona euro y fuera de ella no le escapan a uno de estos males. El Banco de Inglaterra (BoE) en su última previsión de inflación en el Reino Unido y ya habíamos hablado de la recesión de Reino Unido y deja claro algunos números de cara a los próximos 3 meses con lo que debió corregir y achicar la perspectiva de crecimiento de la economía británica. Mientras se ha conocido que Inglaterra mantiene los tipos en el 0,5%.

El número de la inflación interanual según los datos se ubicó en el 3,5% en Marzo, inferior al máximo de 5,2% para el pasado mes de Septiembre de 2011, registró una caída demostrando los efectos de los anteriores aumentos de los precios de la energía y del IVA. Para la estimación de la inflación no son nada claras.

Hasta nuevas correcciones la inflación seguirá superando el 2% en 2013. Una estimación buena es el descenso de las consecuencias de los precios, y podría darse un continuado debilitamiento de la economía, esto traería una caída de la inflación y poder cumplir con los objetivos.

Algo que destaca entre los datos es que la producción solo logró crecer año y medio, por o que el próximo paso sería que se contraiga de forma leve esto se daría durante los dos últimos trimestres de 2012.

Mientras que la economía de la Eurozona no le ha ido ni la va mejor al registrar un debilitamiento contrario a otras economías mundiales que se han podido expandir si bien frenando dicho ritmo por la crisis. En lo que hace a Reino Unido no está tan clara su futuro cercano aunque dista de ser bueno al verse afectada por ciertos factores de carácter excepcional sobre el crecimiento trimestral de 2012.

La inflación en el Reino Unido subió inesperadamente por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo, impulsada por los precios de los alimentos, el costo de la ropa y el costo de vida.

Para algún analista el que suba la inflación solo responde a algo temporal. Mientras que el dato del IPC de Reino Unido había crecido al 3,5% durante el pasado mes de Marzo y en el IPC de Febrero se ubicaba en el 3,4% a partir de los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

A todo esto se redujeron sustancialmente las esperanzas del Gobierno británico y debe enfrentar una doble recesión al ver el dato del PIB de Reino Unido registró una contracción del 02,% durante el primer trimestre de 2012, esto debido a que cayó la construcción, además del retroceso en la producción industrial y que se está dando un estancamiento en el sector servicios. Por lo que tira abajo toda buena estimación que tenían algunos expertos e instituciones británicas, de que aunque leve crecería la actividad, por lo que habrá que revisar desde el Gobierno británico su política económica que aplica David Cameron, de manera que estar dentro o no de la Eurozona hoy no significa escaparle a la inflación o la recesión.

Imagen: forexharmonic.com

Publicidad