Publicidad
Publicidad
Publicidad

Francia impuesto a los ricos

El nuevo presidente francés François Hollande finalmente ha decidido jugar la carta que no todos quieren jugar o evitan poner en la mesa y es la de un impuesto a los millonarios, este será de 75% y por un periodo de 2 años. Este impuesto forma parte de las nuevas medidas económicas que saca Hollande y que servirá o al menos ese es el objetivo el de ponerle coto a la crisis en Francia.

Las quejas no tardarán en salir de los ricos franceses que deberán afrontar como nunca un impuesto de los más fuertes y especial para su elite económica ya que se dirige a los más ricos. El mismo recaerá sobre todos los franceses que tienen ingresos por más de 1 millón de euros al año y que afectará se estima que a 3.000 individuos lo que no es tanto pero la recaudación no será para nada insignificante.

Estos 3.000 ricos deberán tributar el 75% de las ganancias, por un plazo de solo 2 años en el que no se volverán pobres y morirán de hambre, según han estimado la recaudación será de 2.250 millones de euro. multiplicado por los años.

Estos ingresos servirán ya que el Gobierno de Hollande acaba de revisar a la baja la previsión de crecimiento para la economía francesa en 2013, ya que debió corregir el anterior (1,2%) para dejarlo en un (0,8%), además de la carrera emprendida por para recaudar por diferentes medios 30.000 millones de euros y a la vez cumplir el objetivo de déficit público al 3%.

Además de tratar de elevar cuanto antes el nivel de crecimiento que está en un estancamiento desde hace meses. Los 30.000 millones de euros los tratará de recaudar desglosadamente:

-10.000 millones de euros por los recortes ministeriales, aunque se salvarán los de la (Educación, Seguridad y Justicia)

-10.000 millones de euros a partir de las grandes empresas

-10.000 millones de euros por el lado de las grandes fortunas, es decir con el impuesto a los ricos que deberán soportar un impuesto excepcional del 75% a las grandes fortunas.

Recuerdos de 2011:

En 2011 ssí recuerdan decíamos que los ricos debían tener en cuenta la frase que dice que los hombres son esclavos de sus palabras y prisioneros de sus pensamientos, bueno los ricos también……..es que se lo tendrían que haber pensado mejor o no alardear de tener sentimientos encontrados en cuanto a sus cuentas y la ayuda a la crisis y pedir mayores impuestos a los ricos. Esto se debía a que  los ricos franceses pidieron que les cobren más impuestos, algo que puede ser visto como demagogia pura ante la sociedad, no por que tuvieran que soportar protestas en las puertas de sus empresas o de sus mansiones o no pudieran desplazarse en sus coches de lujo Mercedes o Audis.

El anterior Gobierno francés y este también habrá tomado en cuenta la carta que presentaron en su momento alguno de los más ricos, y habrán pensado antes que se arrepientan lancemos alguna medida que les toque ya que están predispuestos.

Por entocnes el primer ministro francés, François Fillon, comunicaba el paquete de medidas fiscales que tiene la finalidad de recortar el déficit público feancés hasta los 11.000 millones de euros.

Algo que las minorias festejarían si es que hay algo que festejar, era el nuevo impuesto para los ricos, que les subía hasta un 6% sobre la tasación al tabaco y el alcohol, además de encarecerles las plusvalías inmobiarias, tal vez no les hiciera ni cosquillas a sus cuentas, pero decir que los ricos pagan impuestos y que se les sube no siempre es visto.

Impuestos:

El impuesto extraordinario del 3% sobre rentas que superen los 500.000 euros le servía además de para recaudar, para que estos limpien su imagen de eternos evasores sea o no verdad. En el anuncio del gobierno francés anterior, también se aclaró que se mantendrá y finalizará solo cuando el déficit presupuestario de Francia se reduzca al 3% del PIB, que es lo que debe cumplir y como lo establece el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y lo que están buscando los gobiernos de Italia por ejemplo y algo que debe cumplir ahora Hollande.

Paquete de medidas:

En el paquete de medidas subían los impuestos especiales sobre el tabaco, el alcohol y bebidas azucaradas del 6% desde el el primer día de 2012. Por otro lado se cambia el cálculo en las plusvalías inmobiliarias con lo que se recaudará hasta 2.200 millones de euros el año que viene. En lo laboral, se modificaban las horas extraordinarias en busca de los resultados empresariales.

Otra novedad y dada su relación con Alemania, Francia incluiría el sistema alemán de contabilización de pérdidas en el impuesto sobre sociedades. Lo que lograría recaudarse 31 millones de euros.

Los impuestos deben ser equitativos para todos en la medida que se pueda, y basados en sus posibilidades, hoy la situación de recortes hace que se pida más que nunca que los más ricos contribuyan más más o que lo hagan si no lo hacen. Ya que también forman parte de la rueda económica de un país no lo son solo los trabajadores,también los ricos que poseen las empresas y que por su singularidad económica deben pagar mayores impuestos que a su vez ayudan al motor de la economía del país.

Imagen: d-bnews.blogspot

Publicidad
Comments are closed.