Publicidad

¡Es el petróleo, estúpido!

El precio del petróleo junto con la escalada del oro en los últimos días, tocando un máximo histórico en términos reales de 1.900 dólares la onza, son las consecuencias de una economía neoliberal que llevaron al temor y desconfianza generalizada. A todo esto, ahora se suma la revuelta en Libia, que impulsa al crudo Brent a caer más de 1 dólar llegando a los 107 dólares por barril debido a que los operadores anticipaban la reanudación de las exportaciones de petróleo de Libia, tras medio año de una guerra civil que parecía acercarse a su fin.

Claro, ahora nos preguntamos, ¿el precio del petróleo cae? Pues sí, la guerra no es por la democracia… ¡Es el petróleo, estúpido!

Tanques y francotiradores del Gobierno libio se encontraban bajo la defensa de los últimos reductos de resistencia en Trípoli, cuando los rebeldes llegaban al centro de la capital, poniendo fin a 42 años de Moammar Gadhafi en el poder.

¿Guerra civil u operación militar internacional combinada?

Pues si vemos a Francia y Gran Bretaña “dando su posición sin más, o bien, la OTAN interviniendo a través de sus bombas: no quieren que maten más civiles, y para frenar eso, bombardean áreas donde estos habitan…

Es una historia repetida, una canción que hemos oído varias veces, a nosotros no nos engañan. La lucha por la democracia la han perdido hace años, y lo que importa es que baje el precio del petróleo.

precio petroleo

Sin embargo, tras los enfrentamientos, aunque los precios del petróleo cayeron por la llegada de los rebeldes a Trípoli, los operadores se muestran escépticos acerca de la rapidez que la producción de Libia pueda ser reanudada.

En Libia se bombeaban cerca de 1.6 millones de barriles por día, lo que se evalúa como el 2% de la producción mundial, antes de que la guerra recortara el suministro. El recorte elevó el precio del petróleo Brent a máximos de dos años de 127.02 dólares en abril.

¿Cuántos conflictos puede haber entre Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña con Libia? ¿Problemas limítrofes? ¿Sólo porque son “amantes” de la democracia, mientras plantean cortar las redes sociales? Yo no les creo, y lo que buscan es hacer que Libia sea nuevamente una fuente de petróleo y gas antes del invierno boreal.

Si queda alguna duda, dejamos un interesante artículo de un politólogo en un canal argentino, que plantea el tema de Libia y el conflicto actual:

Escuchamos sus opiniones y abrimos debate al respecto, comenten sin problemas.

Fuente: AFP

Publicidad