Publicidad
Publicidad
Publicidad

La corrupción mancha la marca España y hace que los inversores dejen de confiar

Tanto hablar de lo importante que es impulsar la marca España al exterior, y es desde nuestro Gobierno de donde vienen las peores intenciones para la misma. La corrupción es, sin duda, un lastre para la marca de nuestro país, y los medios extranjeros no han tardado en relacionar la misma con los sucesivos escándalos y fraudes que se suceden en las últimas semanas y que se elevan hasta las más altas esferas, Gobierno, Casa Real…

De hecho, la Unión Europea ya ha alertado sobre los riesgos que la corrupción traerá para nuestro país, tras conocerse un informe de la Comisión al que tuvo acceso el diario El País, y en el que se apuntaba al escándalo Bárcenas, como un desencadenante claro de un aumento de la desconfianzatanto de los españoles en sus dirigentes, como de los inversores internacionales en la recuperación del país.

¿Se endurecerán las condiciones del rescate bancario?

Es de agradecer que Bruselas aprobara el rescate a nuestro sistema bancario, antes de conocerse el escándalo, pues desde la Unión Europea ya han dejado claro su posición al respecto, a pesar de que el ejecutivo de Mariano Rajoy  todavía no se haya pronunciado expresamente sobre el mismo. Así que aprobado está, pero todavía no conocemos si esto traerá como consecuencia un endurecimiento de sus condiciones.

Las consecuencias del Caso Bárcenas, se han dejado sentir en otras variables económicas como la prima de riesgo y la confianza de los inversores en la recuperación de nuestro país.  Y aunque sea un asunto interno, lo cierto es que cualquier factor que aumente más todavía la inestabilidad económica que atormenta a nuestro país, no deja de generar preocupación en nuestros socios europeos.

A decir verdad, en Europa del norte, en aquellos países que se citan como ejemplos del saber hacer económico, social y político, nos llevan años de ventaja en cuanto a control de dinero público y mayor transparencia en la gestión de sus dirigentes. Allí la corrupción no es una tradición, como parece ser en nuestro país. De ahí, que si a nosotros nos causa malestar, no nos extrañe que a nivel internacional hayan entrado en shock.

De ahí que, en las negociaciones de los presupuestos europeos, tampoco nos cojan por sorpresa las reticencias de esos socios más aventajados, respecto a países periféricos como el nuestro. Lo que dificultará aún más el encuentro de soluciones necesarias y urgentes entre los socios europeos para salir de la crisis y el desempleo.

Desde FinancialRed recomendamos la lectura relacionada de:

Los presupuestos europeos supondrán más recortes para España

Arranca Arcomadrid 2013 con la crisis como escenario

 

Publicidad