Publicidad

Cumbre G-20 en noviembre

La cumbre G-20 en noviembre será esperada por las novedades que pueden representar para toda la eurozona, cuando la Comisión Europea (CE) presente en la cumbre del G-20 su propuesta legislativa que tratará de imponer un impuesto sobre transacciones financieras y que ayude al euro.

El impuesto vendría con una tasa reducida, y podrá ayudar en el presupuesto comunitario. Hasta que llegue el momento la CE, elabora una propuesta legislativa con la principal novedad de una tasa sobre transacciones financieras que es lo que se viene planteando de hace unos meses.

La propuesta legislativa una vez terminada se la presentará recién en octubre, y a más tardar previamente a que se de la Cumbre del G-20 en noviembre.

Alemania y Francia no quedan fuera de esto, al estas sus ministros de finanzas estar elaborando también un informe para elevar una propuesta franco-alemana conjunta.

Al parecer vuelve a tomar fuerza lo propuesto por el Ejecutivo comunitario que no vió el visto bueno cuando se presentó el presupuesto plurianual (2014-2020), que trataba de que se aprobara una tasa sobre transacciones financieras, además del nuevo IVA comunitario que ayudará al presupuesto europeo.

Un efecto que se eliminará de aprobarse, será la alta dependencia de las aportaciones nacionales en los países.

Antes de que llegue la Cumbre del G-20, en noviembre en Cannes, se tratará de una unión de opiniones y que no se llegue a presentar la propuesta con varios países en claro desacuerdo, algo que ya ha sucedido anteriormente.

La nueva tasa

De lo poco que se sabe y que se promete es que la tasa será muy baja con un amplio rango en las transacciones tasadas.

Esta tasa se impondrá a todos los integrantes de los Veintisiete, por lo que será más amplia su aplicación que solo a la aurozona, como podría esperarse.

En cuanto a que países cuentan con una tasa sobre transacciones y/o un impuesto, pueden nombrarse a; Bélgica, Chipre, Francia, Reino Unido, Finlandia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Polonia e Italia. Con esto habrá que esperar si se muestran totalmente de acuerdo a modificar algo que en cierta manera ya aplican y si les afecta o beneficia y en que punto.

Ingresos

Previamente a aporbarse, se calcula que se pueda recaudar para el año 2020 un 40% del presupuesto comunitario utilizando los nuevos impuestos y tasas que se deberán aprobar y que pueden verse modificados por algunas condiciones para ser aprobados, y que todos esperan que de resultado y baje la presión de la crisis de deuda con la tasa a transacciones financieras y el IVA.

Sí se logra un acuerdo entre los involucrados y se aprobara se pondría en marcha para el mes de enero de 2018. Además dependerá de cual sea la amplitud y la tasa, el próximo impuesto sobre transacciones financieras se recaudará entre 15.000 millones de euros y 20.000 millones de euros.

La Comisión Europea también especula que con ambas novedades entre 2014-2020, calcula que se recauden no lo suficiente, y que todavía no alcance comparando el presupuesto para el mismo periodo que será de 1,025 billones de euros. Lo ecaudado irá a parar a un fondo que también estabilice el euro.

Imagen: puntoinversiones

Publicidad
Comments are closed.