Publicidad

Corralito: el miedo de los españoles

La quita de los depósitos que Chipre viene anunciando como contraprestación al rescate europeo ha disparado todas las alarmas de los ahorradores fuera de sus fronteras. Es lógico que en un país como España, beneficiario también de un rescate, sus ciudadanos se preocupen ante la inseguridad que la medida chipriota ha introducido en el sistema financiero europeo.

Depósitos bancarios ¿ inversiones seguras?

Los depósitos bancarios se han convertido en el producto financiero preferido por los pequeños ahorradores. La inseguridad generada por el Gobierno de Chipre tras anunciar un impuesto a los depósitos de importes inferiores a 20.000 euros podría generar un corralito al extenderse el temor de los españoles a perder parte de sus ahorros.

Conviene recordar que una de las ventajas más apreciadas por los inversores que apuestan por este tipo de inversión, es la seguridad que brinda para sus ahorros. Ahora más inseguridad a la que hay que sumar la limitación de intereses que los depósitos llevan sufriendo desde que se iniciara el año.

El efecto negativo de los rumores

El ejecutivo español ya ha anunciado que esta medida no es extrapolable a nuestro país, pero lo cierto es que experiencias como la Argentina hacen a muchos ahorradores ponerse en lo peor.

Este tipo de sucesos comienzan con un simple rumor provocando una desestabilización del sistema al acudir en masa los ahorradores a retirar el dinero depositado en las entidades bancarias.

Dada la situación económica es difícil pedir sentido común a personas que ven como el peligro acecha sobre los ahorros de toda una vida. De ahí que dejando al margen las probabilidades de extenderse su aplicación a España la adopción de este tipo de medidas, especialmente en la Unión Europea, deban ser estudiadas con cautela antes de adoptarse debido al efecto contagio que puede causar en el resto de economías.

España también tuvo que solicitar a Bruselas un rescate a su sistema financiero. Y aunque las condiciones impuestas desde Europa hacen estragos en la ciudadanía, véase la subida del IVA, ninguna tan nefasta como la que el parlamento chipriota tiene que aprobar. Una quita a los depósitos bancarios.

¿España no es Chipre?

La medida está influenciada por las próximas elecciones alemanas y la necesidad de Angela Merkel de justificar ante su electorado los rescates concedidos. Al hilo de esta cuestión son muchos los expertos que argumentan una no extrapolación de esta medida a España por las nefastas consecuencias que esto provocaría a Alemania al producirse en una de las principales economías europeas.

Sin embargo, lo cierto es que la quita chipriota sienta precedente y extiende una inseguridad no vista hasta ahora en la Unión Europea. ¿Cómo no desviar la mirada a países como España e Italia? Los mercados ya lo han hecho, ejemplo de ello es que las primas de riesgo de ambos países se han  tensionado de nuevo. ¿No es lógico que los ahorradores también lo hagan?

El Fondo de Garantía de los Depósitos

Los depósitos bancarios son uno de los productos de ahorro más seguros que podemos encontrar en el mercado. Esta seguridad procede no sólo de la circunstancia de que el inversor recuperará la cantidad integra depositada (aún retirando el dinero antes de la fecha de vencimiento del plazo) si no también porque quedan garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos de entidades de crédito.

El Fondo de Garantía de los Depósitos tiene por objeto garantizar los depósitos en dinero y en valores u otros instrumentos financieros constituidos en las entidades de crédito, con el límite de 100.000 euros para los depósitos en dinero o, en el caso de depósitos nominados en otra divisa, su equivalente aplicando los tipos de cambio correspondientes, y de 100.000 euros para los inversores que hayan confiado a una entidad de crédito valores u otros instrumentos financieros. O sea, en resumidas cuentas el organismo que nos asegura que no vamos a perder nuestro dinero si el banco donde tenemos nuestro dinero quiebra (en teoría). En el siguiente enlace podrás consultar que bancos están cubiertos por el Fondo de Garantía.

Alternativas a los depósitos bancarios

Durante muchos años los depósitos bancarios han sido el producto financiero preferido para los pequeños ahorradores que buscaban rentabilidad a su dinero de manera segura. Actualmente, dada la escasa rentabilidad que encontramos en el mercado así como el anuncio de la medida de Chipre de imponer tasas a los depósitos bancarios han provocado que muchos inversores comiencen a plantearse alternativas a los depósitos.

La elección de la alternativa dependerá del perfil del inversor. Obviamente invertir en bolsa puede repararnos rentabilidades mayores pero también asumiremos mayor riesgo. Condición ésta que tratan de evitar los que apuestan por los depósitos.

Se trata de buscar un producto financiero que se parezca a los depósitos pero que no supongan un incremento del riesgo de manera considerable. En ese sentido planteamos las alternativas siguientes:

  • Deuda del Estado. Es una de las opciones más seguras a la hora de invertir después de los depósitos. Sin embargo, su rentabilidad también suele ser menor (aunque, generalmente suele superar el límite del 1,75% fijado por el Banco de España para los depósitos).
  • Fondos Garantizados: Son fondos de inversión que garantizan el capital invertido. Sus rentabilidades no suelen ser muy altas. Sin embargo, el tratamiento fiscal suele ser más favorable que el aplicado a los depósitos. No podemos olvidar que son productos más complejos que los depósitos que requieren más conocimientos por parte del inversor y que no están protegidos por el fondo de garantía de depósitos.  Después de la fecha de vencimiento de los fondos garantizados estos pueden convertirse en productos financieros de  mayor riesgo.
  • Fondepósitos. Son fondos de inversión que invierten de depósitos. Podemos encontrar rentabilidades interesantes. Sin embargo,es necesario fijarse en las comisiones vinculadas a este tipo de productos para poder calcular la rentabilidad final del mismo.

Publicidad