Publicidad

Cheques rechazados

En la operatoria normal con los bancos, pueden sucedernos muchas cuestiones que afecten a nuestra reputación en consecuencia de errores de cálculos, o bien demostrar que estamos en un estado de cesación de pagos.

Una de las cosas más comunes que se ven en el día a día es el rechazo bancario de un cheque. Cuando un cheque es rechazado por el banco, la entidad explica y especifica el por qué del rechazo. De esta manera, el rechazo bancario se convierte en lo que en materia de Títulos de Crédito se conoce como “protesto”; es decir, el banco protesta, rechaza el cheque, colocando su sello de protesto en el reverso y explicando la razón.

Actualmente existen cuatro razones básicas causales de rechazo que son:

  • No existen fondos suficientes en cuenta (incluyendo el giro en descubierto)
  • Sin registrar (cheques de pago diferido)
  • Defectos formales o de forma
  • Otros motivos

Para los primeros tres casos, es probable que el banco nos imponga alguna sanción en forma de multa. No obstante en el último caso no se genera sanción pecuniaria alguna.

A continuación, explicaremos cada una de las causales, a modo de saber más sobre ello:

Insuficiencia de fondos

Esta es la forma de rechazo de cheques más común en el mundo. En esta categoría pueden ser rechazados tanto los cheques comunes como los de pago diferido por falta de fondos suficientes acreditados en cuenta, y como dijimos antes, tanto fondos propios o del banco previa autorización para girar en descubierto.

Asimismo, la banca puede optar por pagar parcialmente un cheque en el caso de no contar con el dinero suficiente en la cuenta. En consecuencia, se dará afectación de los fondos existentes en ese momento y por el saldo no abonado, se procede a rechazarlo por “sin fondos suficientes disponibles en cuenta por la suma de $…”.

Es decir que, tanto el cheque impago completo como el rechazado parcialmente quedan habilitados para su cobro ejecutivo. Es importante destacar que, aunque la ley lo ampara, en la práctica bancaria no se utiliza el pago parcial.

A su vez, la banca puede rechazarnos el cheque por más de una causal que con la de “insuficiencia de fondos”. Las causales concurrentes son:

  • Irregularidad en la cadena de endosos
  • Falsificación o adulteración de cheques
  • Medida cautelar recaída sobre los fondos de la cuenta

Los supuestos concurrentes conllevan a rechazo por “sin fondos suficientes disponibles en cuenta”, lo que genera la multa pertinente.

Sin registrar

La causal comprende al cheque de pago diferido solamente. Se genera cuando se intenta que sea registrado ante el banco girado, a fin de darle mayor valor para su negociación.

Las causales en este supuesto son:

  • Existencia de defectos formales, comunicados al librador y no subsanados dentro del plazo legal.
  • Exceso en los límites de endoso permitidos
  • Cuenta corriente cerrada o suspendido el servicio de pago de cheques

Defectos formales

Un defecto formal aparece cuando se verifica en la creación del cheque y que el beneficiario del mismo no puede advertir por su mera apariencia. Es lo que se denomina “rechazo por falla técnica” con gran dificultad para detectar por parte del receptor del cheque.

Se consideran defectos formales, los siguientes:

  • Difiere en forma manifiesta la firma del librador con la asentada en los registros del banco girado
  • Firmante del cheque sin poder válido al momento de su emisión
  • Firmante del cheque sin poder vigente también al momento de su emisión
  • Contrato social vencido al momento de emisión del cheque
  • Falta de firmas adicionales a la o las existentes
  • Firmante incluido en “cuentacorrentistas inhabilitados”
  • Falta de conformidad en la recepción de los cuadernillos de cheques
  • Misma fecha de emisión y de vencimiento (en cheque de pago diferido)

Otros motivos

Como ya vimos, existen muchas formas de rechazar un cheque, y por ello debemos tener cuidado. Sea “por insuficiencia de fondos”, “sin registrar” o “por defectos formales”, todas son evitables y generan una multa para el librador del cheque. A continuación veremos eventos que generan la imposibilidad de proceder al pago que no existían o eran desconocidos por el librador al momento de su emisión.

  • Denuncia de extravío, sustracción o adulteración
  • Causa de fuerza mayor
  • Irregularidades en la cadena de endosos
  • Plazo de validez legal vencido
  • Presentación anticipada de un cheque de pago diferido
  • Orden judicial
  • Concurso preventivo del librador
  • Adulteración o falsificación del cheque

Para finalizar con este análisis, les dejamos las causas por las que no puede ser rechazado un cheque:

  • La cantidad escrita en letras difiere a la expresada en números
  • Omisión del lugar de creación
  • Endosos tachados
  • Faltas de ortografía

Espero que la información les haya sido útil, si quiere conocer más sobre la operatoria comercial de los bancos, lo invitamos a pasar por nuestros blogs de MejoresBancos y BancosCajas.

Imagen: Google

Publicidad