Publicidad

Brasil, medidas para contraer el crédito

Brasil al igual que China, ambas integrantes del grupo denominado BRIC, ve en el horizonte problemas internos por el alto crecimiento de la demanda, por lo tanto ha decidido actuar antes de que el nuevo gobierno asuma.

Las cifras conocidas sobre el nivel de inflación de octubre (0,86%) demostraron un crecimiento de la misma mayor al esperado y con un crecimiento sobre el año anterior, acumulando en seis meses 5,07%, donde el principal rubro inflacionario son los alimentos. Por otro lado, la tasa de interés del banco central es de 10,75% anual, lo que representa la tasa de interés real más alta de las economías grandes del mundo. Por otro lado, el crédito otorgado por los comercios tuvo un costo promedio de 91,2% anual en octubre; los descubiertos bancarios 136,6% y la deuda de tarjeta de crédito, 238,3%. Mientras que los préstamos contra nómina costaron cerca de 32% anual.

Si bien desde el gobierno indicaron que la inflación está controlada y que se tomarán las medidas necesarias para que los niveles no sean mayores a los previstos, con los datos en la mano se tomaron medidas de inmediato.

Con este panorama, el Banco Central de Brasil puso la mira en el crecimiento del crédito, tomando medidas para contener el mismo y aliviar así las presiones inflacionarias, ya que considera que ha sido una de las causas del impulso de la demanda interna, provocandola subida de precios.

En concreto, el presidente del Banco Central indicó que elevará los requisitos de reservas sobre los depósitos a plazo de 15% a 20%, aumentando los requisitos adicionales sobre los depósitos a plazo y en efectivo de 8% a 12%. Además incrementó los requisitos de capital para créditos de consumo de más de 24 meses de 100% a 150%. Así, ahora los bancos tendrán que destinar más dinero a los depósitos con el regulador y reducir los fondos disponibles para créditos de consumo y corporativos. Las medidas retirarán cerca de 61.000 millones de reales (US$35.880 millones).

Si bien admiten que las acciones pueden tener algún impacto para frenar la evolución de la actividad porque aumentan las tasas de interés de los préstamos, también se intenta resolver el problema de endeudamiento de la gente, sobre todo en plazos superiores a dos años.

Algunos datos que preocupan, indican que all final de los primeros 12 meses, en los financiamientos de vehículos con plazo entre 1 y 2 años, la insolvencia se sitúa en alrededor de 1,5%; financiamientos entre 3 y 4 años, la insolvencia en el primer año de vida es de 6%; y con un plazo de entre 5 y 10 años, la insolvencia es superior al 8%, en el mismo período de comparación.

La cantidad de crédito en la economía se incrementó del 22% del PBI en 2002 a cerca de 47% este año. Los economistas explican, el crecimiento proviene de las clases C, D y E (del medio a la base de la pirámide económica, estas familias no tienen educación en finanzas y toman crédito en forma indiscriminada.

Visible es este crecimiento cuando se observan los datos sobre la expansión del préstamo mediante tarjetas de crédito. La cantidad de plásticos en Brasil aumentó de 28 millones en el año 2000 a cerca de 153 millones este año, mientras que las ventas con tarjetas de crédito se incrementaron de 46.000 millones de reales (u$s 26.700 millones) a 309.000 millones de reales.

La alarma surge también por si estas familias podrán cumplir con sus obligaciones con las tarjetas a largo plazo, el consumo indiscriminado por esta vía puede generar una crisis similar a las crisis de hipotecas.

Imagen: google

Publicidad
Comments are closed.