Publicidad
Publicidad
Publicidad

BBVA carteras de créditos

Entre las diferentes fórmulas a las que recurren los bancos como el canje de preferentes, los bonos y demás las mismas entidades como BBVA sale a vender sus carteras de créditos en mora que tiene un valor de 1.500 millones de euros. Con esto el BBVA decide desprenderse de sus diversas carteras de préstamos morosos que conllevan un monto global de 1.500 millones de euros, algo que previamente ya había optado por llevar adelante el mismo Banco Santander y que en su momento fue exitosa al poder concretar y dicha cartera representaba una cuantía similar a la que pone en venta BBVA.

No se descarta que además de BBVA otras entidades decidan volcarse a este tipo de ventas, si se demuestra cierto éxito ya que muchas entidades les urge poder salir a lograr liquidez pero también el de sanear cuanto antes sus balances a través de diferentes maneras como es la venta de carteras morosas, las que pueden despertar el interés de ciertos fondos calificados como fondos buitre, que buscan como si fueran sus víctimas predilectas este tipo de carteras.

No sorprende que se de una venta de este tipo de carteras si puede tal vez sorprender que en estos meses varias entidades se vuelquen casi a la vez por vender carteras de préstamos morosos como forma de sanear el sector financiero español, otros destacan que sean BBVA o Banco Santander.

Si BBVA logra colocar esta cartera lograría sanear fuertemente su balance, pudiendo achicar importantemente el volumen de provision que debería llevar adelante en créditos morosos. Tal vez logre el éxito logrado por Banco Santander que había podido colocar su cartera de créditos morosos también fue por una cifra similar a los 1.500 millones de euros que fueron comprados por los fondos “buitre”, que tienen predilección por absorber cartera de morosos, son algo así como un banco malo al que se les ofrece o deriva o en este caso vende la parte tóxica que daña los balances del banco.

Banco Santander logró venderle a los fondos como: Fortress, Cerberus y Lone Star, lo que le permitió a Banco Santander recaudar 200 millones de euros, claro que para poder venderlo debió aplicar un muy alto descuento sobre el valor inicial del préstamo. Los que salen ganando son los fondos ya que estos inversores se vuelcan a comprar estas carteras de morosos para luego poder recuperar una parte de las deudas de la cartera de estos clientes morosos.

Una vez que compran una importante cartera de morosos que representan un importante monto para recuperar la inversión subcontratan a una empresa que ofrece los servicios especializados en cobro de morosos haciendo el trabajo sucio.

A su vez los bancos logran aún resignando un alto porcentaje de lo que podrían cobrar de esta cartera de morosos y les resulta muchas veces tedioso o no tienen estructura para presionar a sus clientes para cobrar los préstamos no cobrados, respecto a: crédito al consumo e hipotecas, además de volcar en sus balances como pérdidas futuras al vender la cartera sanean bastante el balance.

Publicidad