Publicidad

Las vacaciones de los autónomos

Distintos estudios recientes de las asociaciones españolas de trabajadores autónomos han informado de que el promedio se sitúa en que uno de cada dos autónomos no se irá de vacaciones este verano. Pandemias aparte, de entre aquellos que no pueden disfrutar de un merecido descanso, uno de cada cinco no ha podido hacerlo en los últimos cinco años y lo ha hecho pidiendo préstamos y créditos en LoanScouter.

Como principales problemas que se presentan para este hecho destacan la posibilidad de perder clientes y la falta de financiación, que les hace no poder abandonar su negocio. Un autónomo que no factura es un autónomo que no ingresa, y no siempre es posible contratar para cubrir ese vacío durante la ausencia del empresario. De hecho, uno de cada cinco de los trabajadores por cuenta ajena asegura que no ha podido descansar más de cuatro días, una situación que dice muy poco de la situación en la que se encuentran estos trabajadores, a pesar de que generan la mayoría del empleo en España (casi el 90%).

 

Los préstamos para autónomos para amortiguar los gastos

 

El impacto de cerrar durante una o dos semanas durante el verano puede hacer que un autónomo pierda miles de euros e incluso muchos clientes habituales. Sin embargo, es posible disminuir el efecto de este merecido parón veraniego con un préstamo personal. Aunque estos productos no estén diseñados para hacer una inyección de circulante en su empresa, los autónomos podrán financiar cualquier proyecto de su vida privada (como un viaje) con este tipo de productos financieros.

Una de las ventajas de estos productos es que están muy por debajo de la TAE media nacional, que se sitúa encima del 8% según el último estudio publicado por el Banco de España. No sabemos si en el futuro los tipos de interés subirán o bajarán. Esto los convierte en préstamos baratos que, además, no tienen ningún tipo de comisión por estudio ni por apertura, como tampoco nos obligarán a contratar un producto vinculado.

 

La documentación de los autónomos, el talón de Aquiles

 

Los trabajadores por cuenta ajena no tienen una nómina al uso como los trabajadores por cuenta ajena, pero se puede utilizar otro tipo de justificante de ingresos a la hora de solicitar un préstamo online. 

La documentación que un autónomo necesita tener a mano para conseguir su préstamo personal es el DNI, un extracto bancario, los justificantes de los tres últimos ingresos a cuenta del salario, el alta como autónomo y la última declaración de la renta o IRPF.

Gracias a la agilidad de los procesos de solicitud actuales, es posible incluso enviar la documentación escaneada o en fotografía y evitar el papeleo antaño imprescindible.

Publicidad